jueves, 10 de septiembre de 2015

¿Qué será lo que tiene el pato?


Mis queridos arrebatadores, un pato me ha venido de visita a casa. Su madre se llama Elena Montagud, oriunda de Valencia, y creo que va a ser una de mis mejores escritoras favoritas. Incluso me ha recordado a la maravillosa M. Leighton de la que estoy desusadamente enamorada.


Cuando un libro cuenta con una portada de color rojo metálico, en la que nada un ánade disfrazado de diablillo, lo mejor que puedes esperar, y desear, es diversión pura y dura.

Esta novela me ha sorprendido.

Y con ella, su autora que oculta un alma exploradora y anhelante tras una fachada de chick-lit erótico.

Con un estilo desenfadado y picante, la historia de Melissa Polanco, correctora de textos y soltera en busca de la felicidad, parece que va a saltar entre frivolidades y chistes majos. Sin embargo, paulatinamente descubre su corazón roto, sin rumbo, que se debate entre el amor perdido y las confusas oportunidades que le brinda un presente al que no logra cogerle el truco.

Me ha parecido un acierto deslumbrante que la autora entrelace el pasado de Melissa con la actualidad. En esos vislumbres del gran amor de su vida, truncado para siempre, se esconden las lacras emocionales que arrastra mientras se codea con dos hombres y lucha por su propia identidad existencial.

¿Dos hombres?

Sí, Héctor y Aarón. El jefe engreído y dominante que despierta reacciones violentas en su cuerpo, y el pintor fascinante que le hace soñar con que su corazón vuelva a funcionar.

Me lo he pasado bomba (soy así de sádico-masoca) con la angustia de esta pobre muchacha. Me daba penita lo mucho que sufre por haberse visto desprovista de todas sus ilusiones y tener que lidiar con un futuro de soledad. Aunque las dos relaciones que mantiene son envidiables. Con sus diferencias, los dos mozos contribuyen al aprendizaje de Melissa y a unas escenas de explícito erotismo que resultan significativas por lo bien hiladas que están con su transformación emocional. Esto es dramántico total (dramático y romántico, que a mí me gusta inventarme palabrejas).

A nuestra protagonista le cuesta horrores llegar a una epifanía, pero vale la pena alcanzar el final con Melissa, la aburrida chica que buscaba ser amada como merecía. Un poquito como todo el mundo, ¿no?

Desde casi el principio yo tenía a mi chico favorito. Lo inusual de la novela es que cuando llega el momento de "y fueron felices y comieron perdices", no se detiene ahí sino que  continúa a través de la vida real hacia lo que pasa después. Va avanzando por la relación hasta asentar las bases de la siguiente novela. Y me como las uñas por lo que veo venir. Espero poder leerlo pronto.


Citas favoritas:

Me costó muchísimo hacerme a la idea de que todo ese amor se rasgara en apenas un instante.

-No quiero acordarme -murmuro con voz temblorosa-. Odio los recuerdos.

Supongo que muchas personas conocen esa sensación de saber que no están hechas para su vida.


  

TRAZOS DE PLACER
ELENA MONTAGUD
Tapa flexible con solapas
380 págs.
Romance erótico
2015
Relación calidad/precio:
16 pellizcos
Muy válido



Estoy muy contenta de haberme topado con Trazos de placer. ¡Un descubrimiento de autora! 

¿Ya os habéis rendido ante el poder del pato? ;o)

Babel con las plumas preparadas.

7 comentarios:

Mis Momentos De Relax. dijo...

Hola! La pluma de Elena me encanta estoy esperando a terminar su anterior trilogía Tiéntame para ponerme con los "patitos" que estoy segura que me encantarán.
Un beso.
Mis Momentos De Relax.

Nedyah dijo...

La portada con ese patito me resulta súper gracioso xD. Es la primera reseña que leo de la novela, aunque ya le tenía el ojo echado y creo que síp, que caerá en breve :)

¡Gracias por la reseña!

Elena Montagud dijo...

Madre mía, qué pedazo de reseña! Me ha encantado, en serio, y me alegra mucho que te haya sorprendido lo que te has encontrado dentro. Un placer -nunca mejor dicho- que Melissa y sus andanzas, junto con los demás personajes, te hayan gustado. Compartir la reseña en mi página de autora. Un besazo!

Ellavi dijo...

Ahora mismo estoy leyéndolo y a pesar de que la actitud de Melissa no me acaba de convencer, me está gustando bastante :)

¡Gracias por la reseña!
Un besazo

Aglaia Callia dijo...

Qué bonita reseña, qué divertida; por cierto que la portada es graciosísima, me alegra que disfrutaras del libro.

Besos.

Chibiaka dijo...

desde que vi el pato en tu face me tenía intrigada y me gusta lo que cuentas jijji tendré que adoptar al patito!!!!

Margari dijo...

No es un género que suela leer así que no creo que me anime.
Besotes!!!