lunes, 29 de julio de 2013

Palabras que atraviesan distancias y tiempos


Siempre me he sentido atraída por las civilizaciones antiguas, me llaman con una voz que resuena en alguna parte recóndita de mí. Me animé mucho al ver que Barbara Wood publicaba con Grijalbo una nueva novela ambientada en una época que, aun siendo muy atractiva, no conozco apenas. Ugarit, Siria, 1450 antes de Cristo. Lejos, ¿eh? El año pasado tuve el placer de leer La adivina, que me llevó a Roma y luego a otras tierras exóticas. Ahora, estoy encantadísima de haber leído LA SERPIENTE Y EL BÁCULO.


Lea es una joven que está ultimando sus años casaderos, por lo que su familia está muy interesada en la propuesta matrimonial del constructor de barcos Jotam. Sin embargo, durante la reunión protocolaria donde debe decidirse el contrato de las nupcias, se produce un altercado que cambiará el destino de Lea y toda su familia de forma dramática.

Ofendidos, Jotam y su hermana Zira juran lavar la ofensa recibida en casa de Elías el viticultor. La terrible lujuria de Jotam y las implacables ambiciones de Zira por conducir a su hijo hasta el trono de Ugarit, les impulsarán a buscar venganza hasta el extremo. Poco a poco, desacreditan a la familia de Elías, minando su honor, asfixiando sus medios económicos, poniendo a amigos y conocidos en su contra. Su campaña, propiciada por su poder financiero, hunde a sus enemigos en una caída que no tiene fin. Mientras tratan de luchar contra tanta injusticia, los familiares de Lea muestran su unidad pero también sus muchas debilidades.

El patriarca, Elías, no consigue al ansiado heredero. Su esposa Ana siente el peso de ese fracaso. La segunda hija, Tamar, no puede casarse hasta que su hermana mayor la preceda. En último lugar, con una deformidad, Ester jamás contraerá matrimonio. Uniendo a estas generaciones con el pasado, Abigaíl y Raquel son las supervivientes de una invasión egipcia de la caída Jericó. Ellas albergan secretos y conocimientos y también la fuerza para sustentar a la familia caída en desgracia.

Para servirles, entra en su casa el escriba aprendiz llamado Daveed, joven, atlético, proveniente de la noble Lagash. Y aunque sabe que es imposible, incluso prohibido, no puede detener los designios de su corazón cuando conoce a Lea.

He disfrutado de esta novela en profundidad porque he aprendido muchísimas cosas y me he asombrado de la capacidad imaginativa de la autora para crear vicisitudes para los personajes. ¡Qué angustia! No es una historia para llorar, no provoca ese vínculo emocional imprescindible para ello, pero relata tantas desgracias que al final se te encogen los sesos. A los pobres personajes les caen tragedias sobre la cabeza como una lluvia de meteoritos. Y cuando parece que están mal, acaban peor, y siguen así una eternidad, desde el comienzo de la novela hasta el final.

Esta obra posee numerosos rasgos a destacar. Una lectura sencilla que abarca la cultura de cananeos y egipcios, las complejas costumbres de jerarquías familiares y sociales, las supersticiones que regían entonces la medicina, los principios religiosos que invocaban a cada rato. Barbara Wood ha estudiado a conciencia aquella época, sus eventos y los usos de las gentes, y con ellos ha hilado una historia personal, humana, llena de tensión y valiosísimos temas. Entre esos temas, trata los cambios sociales, las guerras, la corrupción, la vanidad y tiranía de los poderosos, pero sobre todo, trata el amor.

Cuando era imposible pensar en romper las normas, cuando la tradición pesaba más que el respeto o los derechos humanos, el espíritu de Lea, Daveed, Elías, Abigaíl y los demás se remonta por encima de su educación y sus creencias para luchar por la dignidad y el amor. Corren riesgos inimaginables en nombre de los seres amados, como Daveed por Lea o Abigaíl por su familia entera. Este libro es un auténtico homenaje al amor, a la lealtad familiar, a la esperanza contra todo obstáculo. Porque creedme, no paran de ocurrir cosas tremendas, los buenos sufren lo indecible, tienes ganas de estrangular a los malos y te asombras de lo que en aquellos tiempos sucedía con normalidad.

Por otro lado, me he sentido muy identificada con el personaje del escriba, pues destila pasión por las palabras y su capacidad para afectar a las personas.

El milagro de un hombre que escribe algo en una tablilla para que otro hombre, a cientos de kilómetros de distancia, o quizás dentro de cientos de años, pueda leer esas palabras y entenderlas. Dos extraños unidos por un conducto invisible, hablándose a través de la magia de la escritura. pág. 90



LA SERPIENTE Y EL BÁCULO
Barbara Wood
Tapa flexible con solapas
440 págs.
Romance histórico
2013
Título original:
The Serpent and the Staff
Relación calidad/precio:
23 pellizcos
Caro: duele pero no decepciona




No siempre es fácil mirar al pasado, así que doy gracias a los libros que nos abren ventanas prodigiosas para descubrir sus secretos y, de paso, contemplar el alma de todos nosotros.




viajera a través de las letras.

11 comentarios:

Lesincele dijo...

Me encanta esta autora. Las vírgenes del paraíso es una de mis novelas favoritas.
Un beso!

May R Ayamonte dijo...

hola!

no he leído nada de la autora ni conocía la novela
Pero no me llama mucho

un beso

Margari dijo...

No he leído aún nada de esta autora. Y me has tentado mucho con esta novela, que tieen una pinta buenísima.
Besotes!!!

Nina dijo...

Anda que tiene una pintaza <3333

Jessie Carstairs dijo...

Hola Babel :)
Me alegra que hayas disfrutado tanto tu lectura, personalmente me encanta cuando un libro me transporta a la época victoriana inglesa, es mágico ^^
Besoss

Caminante dijo...

Tiene pinta de ser una muy buena lectura, pese a esos personajes que no te atrapan del todo emocionalmente.
Besitos.

••I♥[Dolo]♥I•• dijo...

Hola wapa!
La verdad es que no me termina
de llamar.
Un beso.

SantitAh dijo...

Wow una historia compleja llena de amor.
Las maldiciones en los personajes me dan bronca y me atraen a la vez. Me molesta cuando a uno o varios les pasa de todo un poco.
Me encantó el fragmento!

Que andes bien

Margy dijo...

¡Hola!
No conocía el libro y si no recuerdo mal no he leído nada de esta autora.

Menos mal que he leído tu reseña, a simple vista, no sé por qué, me parece un libro aburrido. Por lo que te leo nada que ver *.* Así que me lo apunto y a la escritora también. ^^
¡Besitos!

Nicis dijo...

Hace años que no leo a Barbara Woods porque, aunque sus libros son geniales, las tramas siempre se me hacían un poco pesadas y terminaba agotada con la lectura luego de pasar por una cosa tras otra con los personajes jajajajaaja. En todo caso este libro tiene una pintaza increíble, veré si logro hacerme con él pronto ;)

Besos!

MyuMyu dijo...

Yo no he leído nada de esa época y me parece bastante llamativa. El libro parece bastante original :D
¡Besos!