lunes, 2 de julio de 2012

Nunca volveremos a ser las mismas




Y ni falta que nos hace. Así reza el chascarrillo bajo el título de esta novela de Brenda H. Lewis. Lo que sí nos hace falta es leerla. Hacedme caso. Quizás la protagonista esté en la apocalíptica frontera de los 50 tacos, pero el verano que nos cuenta en 288 páginas no tiene edad. Ni límites ni vergüenza ni sopor ni excusa para dejarlo de lado. Porque yo lo valgo, diría la novela misma. 

Me he reído lo que no se puede compartir. Mi madre ya me estaba mirando raro de las carcajadas que soltaba yo cada dos por tres mientras en mi casa intentaban ver la tele o charlarme en la oreja. Yo ni caso. Que estaba enganchadita a una caja de Pandora ultramoderna de la que no paraban de brotar personas vivas con un caso agudo de cafeinitis. Tanta energía contenida en el papel se me contagiaba y ni el sueño podía conmigo. Me lo terminé en un par de sorbos, o comúnmente llamados días, sin que ni yo misma pudiera prevenirme contra el síndrome de Maica cumpleañera. Y de eso va la novela. De una mujer de exuberantes problemas que tiene una familia con mucha opinión sobre su vida y nos lo cuenta todo, pero todito, en parrafadas de verdades enormes envueltas en celofán de humor desternillante.


En clave de humor paródico e inteligente, Nunca volveremos a ser las mismas, de Brenda H. Lewis, relata el rito de paso de una mujer a los (monumentales, críticos, cambialotodo) 50 años. Abogada hastiada de los fracasos matrimoniales del mundo, con algunas relaciones chafadas a sus espaldas, Maica tiene que bregar con una madre en la inopia, una hermana ajena a la realidad, una amiga famosa que aconseja hasta a los gatos, una tía cuya belleza no ve nadie más que ella, una hija de porcelana china, una secretaria mandona, una terapeuta que podríamos apodar Miss Ajá... y así hasta completar una galería de personalidades tremendas que mejor asumes con dignidad o te machacan viva, pero que al final, si son tiernas y todo.

¿Qué decir de Concha? La secretaria-matrona de Maica aún me tiene en dudas, no sé si es una santa o un juez-verdugo del destino ;o) Me ha enternecido la relación que Maica mantiene con su hija, además de ser una fuente inagotable de risas por las locuras maternales que le pasan a esta mujer por la cabeza al enfrentarse con la temida adolescencia de su niñita. 

Somos lo que reconocemos.

Interesante máxima, una que me imagino a la autora explicándome con pelos y señales mientras nos tomamos un refresquito en una terraza.


La novela gira en torno al eje del cumpleaños atroz, la sombra del futuro y el sueño del amor que parece no concretarse nunca. Mediante una retahíla de despropósitos que enlaza a esta familia y amigos, con situaciones esperpénticas y carcajadas encadenadas, acompañamos a Maica mientras lucha por asumir lo que ha sido su vida y lo que está por venir. Lo vemos todo tamizado por sus pensamientos, estableciendo ese familiar contraste entre lo que decimos y lo que en verdad nos gustaría decir. Pensamientos tan sinceros e inexpresados que toman la forma de listas de auténtica verborrea y, sobre todo, hilarante imaginación.

Una de las escenas más locas es la del "pepino de mar". OMG, me río como una posesa cada vez que me acuerdo. Lo que indirectamente me lleva a pensar en Jean Claude. Ay, Maica, guapetona, yo también quiero 3 "entonces" y estar iluminada como un gusiluz XD.

Una vez comenzado, dejar de leer este libro es imposible porque, ¿quién quiere dejar de reír? Ha sido un viaje de locos y me ha encantado. Al llegar al final, todo lo que puedo decir es: oh, qué bonito es todo (guiño a la novela nº 300). Aunque confieso que podría haber leído 100 paginitas más sin ningún problema.

Recomendadísimo para todo el que ame la vida y la risa sin complejos.


Me ha endemoniado
en grado






NUNCA VOLVEREMOS A SER LAS MISMAS
BRENDA H. LEWIS
288 páginas
2012
tapa flexible con solapas
género: como la vida misma,
en clave humor
19 pellizcos



Brenda, te quiero, te lo digo así porque me has dejado alucinando de pura alegría. Ahora te diré otra cosa, a partir de hoy, nada de salidas a divertirse por ahí o de compras, el día entero frente al papel, la pantalla, la pizarra... Es muy simple: escribes más o me entra depresión.



que ya no es la misma ni falta que le hace.

14 comentarios:

Lesincele dijo...

qué buena pinta!
La verdad es que poniéndolo así de divertido hacer dificil el no querer apuntarlo.
Un beso!

Xula dijo...

A mi me quedan unas paginas para terminarlo, y si, lo del pepino de mar es muy divertido. En cierta manera Maica me recuerda a mi misma: hasta el culo del mundo, ironica y mal pensada de todos. Tiene golpes (lo que le dice a su tia antes de salir de aquella cabaña) que no puedes evitar una carcajada. A ver si entre esta noche y mañana lo consigo terminar, pero el trabajo puede conmigo...¡Quiero vacaciones! Besos

Tatty dijo...

Me ha encantado tu reseña, lo tengo esperando en la estantería y ahora me he quedado con unas ganas tremendas de empezarlo
besos

Arila dijo...

Es la segunda reseña que leo hoy de este libro que hasta ahora no conocía y las demás son muy buenas. ¡Tiene pinta de ser muy divertido! Ahora mismo no me apetece un chick-lit, sé que le pega al verano, será por llevar la contraria, pero queda apuntadísimo para cuando me apetezca más algo de este género.
¡Un beso! =)

Noe dijo...

Me ha encantado tu reseña, despides alegria contagiada por el libro, asi que como tu misma dices, quien puede dejar de leer una historia asi?
Un beso

Margari dijo...

¡Qué buena reseña! Desde luego dejas con ganas de leerlo y pasar un buen rato con su lectura, que se ve muy entretenido.
Besotes!!!

Nina dijo...

Admito que no es mi genero, pero que se divertido si ;)

besos!

Angie Sonríe dijo...

No me llamaba la atención, sinceramente, pero ya que lo pintas tan bien y ya que no me vendría mal reír un buen rato jaja, espero que caiga pronto :)
Besitos y gracias por la reseña ^-^

Ángel oscuro dijo...

Anda fíjate!! No pensaba que fuera a estar tan bien el libro, la verdad. Confieso que la portada no me atrae demasiado pero me has convencido con la reseña asi que me lo apunto para más adelante a ver si me lo puedo pillar!!

Un besote :D

Shorby dijo...

Con una reseña taaan entusiasta, qué mínimo que apuntármelo =P

Besotes

Koneko-chan dijo...

Ains, ains, ains, me has puesto los dientes largos y estoy babeando. Con lo que me gusta reírme con las lecturas...este se va a mi lista de cabeza.
Muchas gracias por la reseña guapi, no lo conocía.
Un besote!!

Nidale Arañando libros dijo...

Tiene pinta de ser una novela súper divertida ^^, no he provadi nada de chick lit, pero me gustaria ^^.

Besotes!

Elena:) dijo...

Yo ya tengo super apuntada la novela!!Tiene una pinta buenísima, y a todos parece que os ha encantado:)
1beso

Talisman Dreams dijo...

No lo conocía, pero este tipo de historias suelen gustarme. Así que otro a la lista... hoy salgo de aquí con un aumento considerable de futuras lecturas jajaja

¡gracias por la reseña! Es genial cuando un libro de hace desconectar de esa manera ;)