lunes, 25 de marzo de 2013

¡Contra los zombis, orgullo y prejuicio!


A los que no somos muy proclives a internarnos en las sendas literarias de otros siglos, estas versiones modernas con su ángulo peculiar nos brindan la oportunidad en bandeja, o en atril, según se tercie. Si os da susto mirar la cubierta de este libro, no os imagináis lo que os aguarda dentro ;o)


Orgullo y prejuicio y zombis, de Jane Austen (escritora original) y Seth Grahame-Smith (creador revolucionario de un nuevo e inesperado género), presenta la archifamosa historia de amor, desamor y sociedad entre la señorita Elizabeth Bennet y el aristócrata Fitzwilliam Darcy. Asistimos a su primer encuentro, del que salen escaldados. Acompañamos a estas dos personas tan opuestas en sus relaciones a la fuerza mediante la atracción que el amigo del señor Darcy, el señor Bingley, siente por Jane, la hermana de Elizabeth. De sus continuos roces surgirán chispas de rencor y desagrado, plagados de malentendidos, prejuicios, historias secundarias de otros personajes que ayudarán o pondrán obstáculos a un vínculo entre ellos que parece inevitable pero contra el que luchan denodadamente.

Gracias a años de visionar adaptaciones del clásico de Jane Austen, he podido reconocer todas las escenas por las que Seth G-S campa con certero homenaje a la dama. Eso sí, atravesado por arrebatos de acción al más puro estilo Bruce Lee. Así es, mis atribulados arrebatadores, por la campiña inglesa pululan seres abominables que han invadido la apacible vida del siglo XIX. Inglaterra ha caído bajo la invasión de los zombis. Con lo cual se reparten patadas y decapitaciones a diestro y siniestro. Si alguien tiene muchos escrúpulos, aviso que debe abstenerse de retar a las hermanas Bennet a un partido de zombiball.

Gracias, señor, pero me conformo con ser la novia de la muerte. No todas podemos tener la suerte de Jane. pág. 129
El autor guarda fidelidad al sello inconfundible del original al tiempo que inyecta una corriente de actualidad guerrera. Propone una realidad alternativa en la que Inglaterra ha sido invadida por una plaga de zombis y donde lo más normal del mundo es inculcar a los jóvenes una educación diversa que incluya: modales impecables y dotes mortíferas de lucha oriental.

Uno de los elementos que más me ha sorprendido es la naturalidad con la que se ensamblan dos perfiles tan aparentemente antagónicos. Existe una simbiosis entre el delicado costumbrismo inglés de la vida en el campo de estas familias gentiles y la mordaz violencia contra los zombis. Todo está perfectamente integrado con la trama que tan bien conocemos y sin duda amamos. Eso es lo que lo hace tan ingenioso y fascinante.

Seth Grahame-Smith crea un balance de lo más divertido entre el clásico inglés y el relato gore de zombis. Se mantiene maravillosamente fiel a las prioridades bucólicas de estos personajes cuyas personalidades tan bien refleja. Asimismo, el contraste entre sus recatadas costumbres y su nuevo entrenamiento en las artes mortales resulta hilarante. Por supuesto, abundan los momentos de casquería que siempre se atemperan con la risa que provocan.

Hay una escena que sucede en la mansión Pemberley que, junto al final, resulta muy romántica. Aunque parezca una contradicción en un contexto apocalíptico de esas características, bien se podría decir que, entre el humor y el horror, floreció el amor.

Mosquete en mano, Elizabeth Bennet se erige en defensora de Inglaterra. Sólo por eso vale la pena leer esta novela, junto al sentido del humor sardónico que salpica hasta la guía de debate para lecturas al término del libro.

¿Ha cometido un sacrilegio? ¿Es una burla sin sustancia? O quizás mediante un ejercicio de ingenio literario, este autor loco ha realizado un homenaje a su manera a una mujer que, en su tiempo, también pretendía situar un espejo antes las narices de la sociedad. Al menos, no podemos negar que el señor G-Smith ha excavado un sendero nuevo en el laberinto de los géneros, cosa harto difícil. Nunca podremos mirar una comarca inglesa de la misma forma ni admirar los muchos recursos (mortíferos) de la señorita Bennet con la misma ligereza.



ORGULLO Y PREJUICIO Y ZOMBIS
SETH GRAHAME-SMITH
381 páginas
tapa flexible con solapas
disponible en tapa dura y
en bolsillo
terror y clásico alternativo
16 pellizcos
2009
Título original:
Pride and Prejudice and Zombies



Foro de Debate

Esta novela me ha inspirado a proponeros dos temas de debate, elegid a placer:

¿Soportáis que os toquen vuestros clásicos favoritos?
&
en la página 239 dice:
He observado que las personas que tienen buen carácter de pequeños,
también lo tienen de mayores.

¿Estáis de acuerdo? ¿Sois la prueba viviente de lo contrario?

¡A DEBATIR!




deleitándose en su colección de katanas.


13 comentarios:

Espe dijo...

Hay veces que si me gusta cuando cambian un clásico pero no sé yo si me animaría con éste.
Un beso

Elisabet dijo...

Holaa^^
Lo había visto por ahí pero nunca había leído una reseña que yo recuerde xD
Me llama la atención y me da curiosidad aunque la portada da algo de yuyu xDDD
Sobre el tema de los clásicos, sinceramente, a mi me parece una tontería que la gente se viera afectada por esto. Ahí esta, la versión original si quieres leerla, que hagan adaptaciones no significan que destrocen nada. No sé, yo soy más liberal en ese aspecto :P
Sobre lo de las personas...bueno. Yo pienso que sí pueden cambiar porque no creo que nadie de pequeño sea realmente malo. Son las circuntancias de su vida y otras miles de variantes las que forman una persona. Del mismo modo pienso que una persona mala puede también cambiar. :)
Besitos :D!

Nune Martínez dijo...

Tengo muchas ganas de hacerme con ese libro desde que lo ví, hace ya un tiempo.
Respondiendo a tu pregunta, la verdad es que si se hace con humor y respeto no me importa nada que los modifiquen, porque automáticamente dejan de ser los originales. Así que ¿por que no? otra cosa es que me gusten mas o menos, que puede ser que me decante por el menos jejejej

La segunda pregunta pues...no se....creo que genio y figura nos acompañan toda la vida, lo que pasa que de mayores aprendemos a controlarnos. En el caso de tener buen carácter ¿eso es posible? ¿existe? puedo entender que haya personas mas positivas o negativas, pero que es eso de tener buen caracter? jejejej ahí lo dejo....

Besotes guapa! hacía mil que no me pasaba por tu blog con lo que a mi me gustan tus reseñas!

sandra_futuraescritora dijo...

Jo, pues a mi me hace mucha gracia estas "versiones".
Esta en particular tengo muchas ganas de leerla, y es que tengo mucha curiosidad por ver a Lizzie Bennet pateando culos zombies jajajaja

Godor dijo...

He visto muchos retall como El lazarillo zombie y siempre me induce cierto recelo. Pero por lo que cuentas no son tan malos como parece a primera vista.
Gracias por la reseña.
Un saludo.

MyuMyu dijo...

Yo no soy mucho de clásicos así que no me importa que los toquen lo que quieran, tal vez así tenga un aire de originalidad especial :D.
Realmente no me llama mucho el libro.
¡Besos!

Mrs Brightside dijo...

La verdad que el libro mucho no me llama la atención, pero a lo mejor algún día me pique la curiosidad y me lo compre, quién sabe.

Besotes ^^

Nina dijo...

NO soy de ñeer este tipo de libros la verdad xD

besote

Lesincele dijo...

Justo me estoy leyendo el original ahora mismito jeje
Con este...vaya me llama por los zombies...pero por lo de ser clásico...me da bastante igual la verdad jeje
Un beso!

Caminante dijo...

Ufff. A mi es que los zombies no me van nada, me caen muy mal. Así que cuando veo la palabra zombie huyo. Y no sé por qué, porque nunca he probado a conocerlos. Pero bueno, está bien para tener menos libros pendientes por leer jaja.
En general no me entusiasman los libros basados en otros libros, aunque quién sabe, depende de cómo sean tratados...
Un beso!

Lcube dijo...

He leido ambos libros, y son fan absoluta de Jane Austen, y Orgullo y Prejuicio es uno de mis libros favoritos, pero Grahame-Smith ha mezclado los zombies con el género clásico sin que se pierda su esencia.

Marisa G. dijo...

Uy.. a mí este no me atrae nada.. Esa cubierta es tremenda. Besos.

Ramón Merino Collado dijo...

Lo tengo en la lista de pendientes, pero muy abajo. Con todo, cuando lo descubrí me pareció una idea original de la cual deberían alegrarse incluso los más puristas seguidores de Austen. ¿Por qué? Pues porque es una forma de acercar la prosa de Austen a un conjunto de lectores que de otro modo jamás la aceptarían. A gran parte de quienes buscamos el sentido de la maravilla en la literatura nos causa alergia el realismo más exacerbado. Leer este tipo de obras es una buena forma de reconciliar clásicos con asombro y diversión.