miércoles, 8 de mayo de 2013

Cuando el vecino de al lado no te deja dormir... de amor

¿Preparadas para suspirar por el vecino?


¿Qué harías si tu nombre evocara algo malo? ¡Cambiarlo! Eso es lo que hace Dolores. Convierte su nombre en Lola. Y eso es lo que hace con los posos que arrastra desde que era pequeña: convierte el día a día en una explosión de creatividad y color. Es su forma de contrarrestar dos padres demasiado protectores que quieren paliar los efectos negativos que rodean los orígenes de Lola. Al mismo tiempo, lucha por defender su relación con un rockero mayor que ella y, para colmo, enfrentarse al regreso de sus vecinos. Calliope y Cricket Bell han sido su pesadilla durante años. ¿Cómo superar el desprecio de una y el abandono del otro?


LOLA Y EL CHICO DE AL LADO, de Stephanie Perkins, es un relato lleno de vida. Combina el deseo de todo adolescente de ser aceptado tal y como es, con sus rarezas que van probando la paciencia de los demás y la personalidad en desarrollo, con la necesidad de ser amado a costa de todo. Lola rebosa imaginación. Vuelca sus ansias en crear mensajes de libertad a través del color y los tejidos con los que envuelve su cuerpo cada día con un atuendo diferente. Eso me ha conquistado de ella. Esa fuerza interior que traspasa los convencionalismos y la mueven a crear constantemente, a desafiar el juicio de sus compañeros y vecinos. Aunque parezca perdida a veces, esa capacidad que tiene de buscarse a sí misma sin rendirse jamás es lo que la convierte en un ser único.

No me interesa lo fácil. Lo que me interesa de verdad es crear algo bello. pág. 94

El cebo de la historia: sin duda, el hecho de que el primer amor llame a la puerta de Lola cuando ella ha rehecho su vida. ¿Vale la pena arriesgar su felicidad actual por recuerdos tortuosos de un amor sin consumar? Además, hay tanto espacio para el crecimiento de los sentimientos que una misma siente deseos de ser Lola, de rebelarse como ella, de sentir y crear y explorar y soñar como ella.

Romance a la vista: tenemos un triángulo, sí, el chico con pinta de malote que le ha dado a Lola lo que buscaba, y el chico que cambió su corazón por primera vez. A través de muchas dudas, muchas pruebas y disgustos, Lola descubre a quién ama y, sobre todo, quién la ama a ella.

Max versus Cricket: el rockero que le canta canciones a su chica -desmayo inevitable, o el inventor de sonrisa luminosa -corazón desbocado. Aquí hay debate interno para rato.

No hay que dejar de crear sólo porque lo que se cree no sea útil. A veces la belleza y la magia son razones sufucientes. pág. 268

La trama y el estilo: creo que esta novela conjuga elementos muy vistosos y pintorescos, desde la personalidad de la protagonista hasta sus padres y las dificultades que tiene Lola para discernir lo que es bueno para ella y por qué. La autora utiliza una prosa cercana, ligera, salpicada de frases preciosas. Siempre apela a los sentimientos más cotidianos que cubren las fibras más sensibles de nuestra búsqueda de la felicidad y la comprensión en los demás.

Tuve un momento "comunión total" con Lola cuando menciona que le encantan los programas de televisión donde los protagonistas se disfrazan para resolver delitos, como Alias y Dollhouse. Dos de mis series favoritas precisamente por esa razón, ay Lola, qué guay eres ;o)

Encontrarse a uno mismo no es nada fácil, tampoco lo es aceptar el amor, pero creo que esta novela logra reflejar ambos aspectos de esa manera satisfactoria que te deja relajada por dentro.

La historia de Lola, Cricket y Max es dulce y apasionada, hilada en escenas llenas de ternura, naturalidad, pero también ira y duda. Es un proceso de maduración y de perdón. He disfrutado de este amor entre personas sensibles y creativas, rodeadas por una familia disfuncional con mucho encanto y dos amigos, Anna y St. Clair, que hacen su aparición estelar maravillosa e inspiradora aunque ya tuvieron su propia historia en Un beso en París. Estoy segura de que también disfrutaría con esa novela, así que la apunto en mi lista de anhelos literarios.




LOLA Y EL CHICO DE AL LADO
STEPHANIE PERKINS
Tapa flexible con solapas
400 págs.
Romance juvenil
2013
Título original:
Lola and the boy next door
Relación calidad/precio:
17 pellizcos
Asequible






entre el rock, los disfraces y las nuevas oportunidades.

19 comentarios:

Koneko-chan dijo...

Lo tengo que terminar todavíaaaaa esto es un suplicio... ainsss. A ver si me pongo con él en cuanto acabe los otros dos. EL de un beso en parís me gustó mucho, me da la espina que este me va a gustar también ^^
Un besotín!!!

Saray dijo...

Ayyyy! Qué ganas de leerlo!!!

A ver si de este mes no pasa!

Ludymila dijo...

Que ganas tengo de leerlo. gracias por la reseña me encantó. besos

Silvia dijo...

Me ha encantado esta reseña! Y el libro esta estupendo. Lola es una chica genial. Si no te has leído el de Anna hazlo, es también muy romántico en el mismo estilo.

Espe dijo...

Que ganitas le tengo ^^
Un beso

Miyu dijo...

Me gustó más éste que Un beso en París, Lola me gustó mucho más que Anna, y Cricket muchísimo más que Étienne.
Porque Cricket... Es Cricket <3<3<3

Freyja Valkyria dijo...

Muy buena reseña guapa!!! :D

Aunque más ganas de leerlo es imposible que tenga jajajaja ¡¡Hace tanto que lo quiero!! *_*

Un besote!

BookCyFeR dijo...

ais! No creo que lo lea, pero me gusta mucho tu reseña.
Aunque...
Si el vecino no te deja dormir de amor... Que finas son las paredes, que se oye todo lo que hace...
jajajaj
No me hagas caso!!!
Besos!!!
Me encanta tu reseña!!!

SantitAh dijo...

No leíste Un beso en París???
Bueno en realidad no sos la primera que veo que lee Lola pero no leyó la historia de Anna. Y como ya les dije a otras bloggers, si Lola te gustó, Anna es mucho más mejor (así dicho mal y todo).
La historia de Lola me gustó, Lola es sin duda lo mejor de todo. También amé a Lola con sus preferencias de series aunque en mi caso fue por Pushing Daisies.
Lo que sí tengo que decir es que el final de este libro no me gustó. Esperaba que fuera más tierno y dulce y resultó ser "desaforado".

En fin, tenés que leer Un beso en París. Y qué linda que es la portada de Lola. Me voy a suspirar por San Francisco y los disfraces de Lola.
Que andes bien

Nina dijo...

Me gustaria leerlo, para ver que tal con stephane perkins pero en mi pais auno no esta

Little Red dijo...

Quiero este libro ya!!! he leído críticas increibles y la verdad es que pinta bastante bien

gracias por la reseña

Little Red Reading Hood
http://littlered-readinghood.blogspot.com.es/

Veronika Garcia dijo...

Tengo muchas ganas de leerlo!!! Me das envidia sana!! jajajaja

Nia dijo...

Pues yo dije que no leería Un beso en París, pero me muero de ganas por leer este!! De verdad, o lo compro ya o me vuelvo loca (además la cubierta me tiene enamorada!!!!!!!)

Nahua dijo...

Hola, no he leído aún Un beso en París pero me muero por hacerlo y esta segunda parte también pinta muy bien. Espero leerlos pronto.
Un beso ^.^

Ana Blasfuemia dijo...

Aún no siendo el tipo de narrativa que leo, no sé la razón pero este libro me había llamado la atención y había anotado mentalmente "tenerlo en cuenta". Tu reseña le da el empujón definitivo, así que finalmente lo leeré. Gracias y un saludo

Inma ॐ dijo...

¡Qué ganas de leerlo!
Espero que caiga pronto :D
Besos!!

Aglaia Callia dijo...

Esta es una de las novedades que he anotado en mi larga lista de pendientes, y aunque sé tardará un poco en llegar por aquí, espero hacerme con un ejemplar tan pronto como se pueda. Muchas gracias por la reseña.

Besos.

Esciam dijo...

Hola linda!
Hsce tiempo que, entre las reseñas, no sentía las ganas de leer uno de los libros, hasta que este lo hizo (o tú al presentarnoslo) porque parece tener una individualidad, frescura y sinceridad que me parece totlamente original.
Siento que es un poco biografico de la autora, o eso pensé al verla tan sonriente y con ese color de cabello, y puede que por eso tuve la sensación que Lola logra ese trascender el personaje para ser persona, no se.
Saludos!

Margy dijo...

¡Hola!
Le tengo muchas ganas a estos libros. A ver si me hago con ellos.
¡Besitos!