martes, 4 de marzo de 2014

¿El amor cura o destruye?


Está claro que en mí persiste la semilla romántica a pesar de que el mes de febrero pasó a mejor vida. De modo que me gustaría dar la bienvenida a una autora para que ella misma exprese su opinión sobre el título de la entrada de hoy.


GUEST POST


Is love healing or destructive?
by Karen-Anne Stewart



“Love me or hate me, both are in my favor…If you love me, I'll always be in your heart…If you hate me, I'll always be in your mind.” William Shakespeare


Love is the most powerful emotion in existence. Love, in itself, is full of grace and can heal even the most depraving emotional wounds, however, the actions one does because of the depth of the emotion can be both healing and destructive. While writing Ash to Steele, I often thought of how there is such a gray line between love and destruction. There’s not one person who can honestly say that love hasn’t turned their world upside down, either good or bad…maybe both.


In my personal opinion, I feel that even the healthiest relationships have destructive moments; hopefully those moments are few and far between and the healing aspect of love greatly outweighs the destruction. Without love, jealousy wouldn’t exist. It’s like there’s this flipside to love, a darkness that shadows the light, a poison that taints the sanctity of the emotion. I believe in the power of love and how it can change even the hardest heart, but with my romantic dreamer side, I have to admit that I’m also a bit of a realist and I can see how the gray lines can so easily be blurred. That saying, ‘There’s a fine line between love and hate,’ holds a poignant truth.


If a person has emotional wounds or a destructive past that consumes them, love can be twisted into something dark and dangerous, becoming obsessive and deadly. Even the most emotionally healthy person can occasionally succumb to the desperation unrequited love ,or the threat of losing love, can create. Hopefully, a person is well adjusted enough to turn heartache into something productive…some of the best songs have been written out of despair, but, sadly, many times, love can turn malignant. Again, I want to reiterate how I feel that love itself is healing, but the loss of love is powerful, and this is what can destroy lives. 


Ash to Steele is full of healing, destruction, heartache, and hope. This novel shows the power of both sides of love, the dark and the light. Breck does everything he can to avoid any form of attachment to women; he has a woman once and never looks back, until he meets Emma. She is his sweetest hell. He’s never wanted or needed anyone before her, and he wants to hate her for causing the emotion he’s tried so hard to avoid bleed life inside his heart and soul. Emma has been loved all her life but she’s never experienced being in love before she met Breck. She’s desperate to leave her suffocating life behind and find the ‘more’ she’s been searching for. Breck is both her heaven and hell; her escape and prison. The reader will experience both the destruction and healing of love as they read the story of Breck and Emma.

"Ámame u ódiame, ambas están a mi favor. Si me amas, siempre estaré en tu corazón. Si me odias, siempre estaré en tu mente". William Shakespeare.

El amor es la emoción más poderosa que existe. En sí mismo, el amor desprende gracia y puede curar hasta las heridas emocionales más degradantes. Sin embargo, los actos que cometemos debido a la profundidad de esta emoción pueden ser tanto curativos como destructivos. Mientras escribía Ash to Steele, a menudo pensaba en que hay una línea gris entre el amor y la destrucción. Ninguna persona puede jurar que el amor no ha vuelto su mundo del revés, para bien o para mal... quizá ambos.

En mi opinión, incluso en las relaciones más sanas existen momentos destructivos. Ojalá que sean pocos y espaciados, y que el aspecto benéfico del amor supere con creces el más negativo. Sin amor, no existirían los celos. En este reverso del amor, hay una oscuridad que ensombrece la luz, un veneno que corrompe la santidad de la emoción. Creo en el poder del amor y en cómo puede cambiar al corazón más encallecido, aunque al mismo tiempo que soy una soñadora romántico, admito que también soy algo realista y logro ver que las líneas grises pueden difuminarse. El dicho de que "hay una fina línea entre el amor y el odio" guarda un mensaje muy cierto.

Si una persona está consumida por heridas emocionales o un pasado destructivo, el amor puede deformarse en algo oscuro y peligroso, tornándose obsesivo, letal. Hasta la persona más cuerda puede a veces sucumbir a la desesperación que origina un amor no correspondido o el riesgo de perder al ser amado. Confiamos en que una persona sea lo bastante madura para transformar un corazón roto en algo productivo... algunas de las mejores canciones han nacido de la desesperanza. A menudo, me temo, el amor se pervierte. Una vez más quiero reiterar que el amor es beneficioso, pero su pérdida es poderosa y es lo que puede destruir vidas.

Ash to Steele está lleno de ese proceso de curación, de la destrucción, del mal de amores, y de esperanza. Esta novela demuestra el poder de ambos aspectos del amor, el oscuro y el luminoso. Breck hace todo cuanto está en su mano para evitar cualquier acercamiento a las mujeres; está con una mujer una vez y después desaparece, hasta que conoce a Emma. Ella es su infierno más dulce. Nunca ha querido o necesitado a nadie antes que ella, y desea odiarla por inspirarle una emoción que ha evitado a toda costa que infiltre su corazón. Emma ha sido querida toda su vida pero nunca ha experimentado la sensación de estar enamorada hasta que conoce a Breck. Está desesperada por alejarse de su sofocante vida y encontrar aquéllo que ha estado buscando. Breck is tanto su cielo como su infierno, su escapatoria y su prisión. Los lectores experimentarán la capacidad destructiva y terapéutica del amor cuando lean la historia de Breck y Emma.

*****



ASH TO STEELE
Karen-Anne Stewart
February 2014

Emma
Who I am and all I believe is marred with just one glance into angry, steel blue eyes. He seems to control my air, my ability to breathe. He makes me crave everything I know is a sin. Pure becomes tainted and lines are blurred. It's my fault; I'm the one who isn't strong enough. I've been damaged...broken. Breck's words haunt me...'There's a consequence for every choice you make.'
Breck
I've had so many women I can't even remember over half of their names, but none of them are mine; I make damn sure of that. I take what I desire and never look back. I don't need or want anyone, ever...not until I met Emma. Those eyes bore into what's left of my soul and her touch sears me, weakens me. I want to hate her for that. She is my ruin...my sweetest hell. 
Disclaimer: Intended for readers 18+ due to strong language, mature scenes, and some violence.

SORTEO / GIVEAWAY TIME

Si os interesa participar en el sorteo, visitad la página principal del tour.

¿Qué opináis vosotros, arrebatadores? ¿Qué aspecto del amor habéis experimentado con mayor intensidad, el luminoso o el destructivo?

Yo he sentido ambos con igual contundencia. ¡Cuánto nos inspira el amor, pero cuánto es capaz de oscurecer en nuestro interior!

Babel en ambos bandos.

7 comentarios:

Paqui Martinez dijo...

El amor puede ser bonito pero también peligro. Puede hacer que las personas cambien a mejor (o se vuelvan tontas de remate) o puede destruirlas y sumirlas en la desesperación... Pienso que tiene y debe existir un equilibro entre ambos.

Besitos ^^

Karen-Anne Stewart dijo...

Gracias por dejarme visitar su pagina de internet!

Karen-Anne

Karen-Anne Stewart dijo...

Estoy en acuerdo, Paqui!

Aglaia Callia dijo...

Me uno a las palabras de Paqui, sin duda, y poco que añadir al respecto, porque lo ha dicho todo :)

Me encantó leer a la autora, por cierto.

Besos.

Vir dijo...

Estoy muy de acuerdo con lo que comenta la autora. El amor puede traer tanto luz como oscuridad, de hecho, creo que es un poco las dos cosas. Es cierto que ofrece muchas cosas buenas, que amar y ser amado es una de las cosas más bonitas del mundo, pero también hay otros factores que llevados al límite, como los celos, la dependencia, la obsesión por la otra persona... hacen que una relación sana se vuelva destructiva.

Un beso!

Caminante dijo...

Me ha encantado esa reflexión sobre el amor, además me ha venido al pelo (acababa de hablar de un tema relacionado con una amiga jaja).
Un beso!!

Karen-Anne Stewart dijo...

Gracias Agalia, Vir, y Caminante!