viernes, 7 de marzo de 2014

Presentaciones de dignidad ambigua



Hace poco, el equipo de Torre de Babel recibió, al igual que otros compañeros, una invitación a la presentación de UN MINUTO ANTES DE LA OSCURIDAD, de Ismael Martínez Biurrun, publicado por la editorial Fantascy.

Con ese título tan amedrentador, una portada desoladora y un tema apocalíptico que sucede nada menos que en la capitalina Madrid, mi curiosidad alcanzaba sus cotas máximas. El libro cuenta con 300 páginas de lectura rápida y unos protagonistas que sufren el abandono de la seguridad policial mientras el mundo se derrumba inexorablemente a su alrededor. Sin duda, el autor tiene una imaginación potente. Su prosa es contundente, el relato estremece con la dureza de algunas escenas de violencia y sexo, y creo que mi parte favorita está siendo un elemento muy innovador en la trama de la historia. Tiene que ver con una especie de clones que ejercen un papel vital en el seno de la familia protagonista. Los giros argumentales brillan con un clon o "creéme" en particular como su epicentro.

Ahora bien, me gustaría romper una lanza ( y quién sabe si mi reputación en el proceso) en favor del trato que se merecen las personas que acuden a estas presentaciones por pura admiración e interés por el libro y su autor.

Una representante de este blog acudió al evento con mucha ilusión. Nada más ver al reducidísimo corrillo de gente, con el autor en medio, se dirigió a ellos e hizo un comentario como guiño al libro de las camisas hawaianas que llevaban puestas. Los susodichos giraron la cabeza, la miraron en silencio y volvieron a sus cosas sin decir ni una palabra. NO ES NORMAL.

Me parece descortés, frío y desmoralizante. Si me hubiera pasado a mí, lo dejaría correr, pero me indigna que una persona en la que confío y que se ha molestado en llevar la bandera de este blog, con su esfuerzo y su inversión de tiempo, tenga que sufrir una humillación sin sentido.

¿Qué necesidad hay de esta actitud?

Los lectores y fans que acuden a una presentación se merecen un mínimo de respeto por parte del autor y los organizadores, en lugar de amurallarse en un escaso corrillo de gente con síndrome de enchufe.

Sé que estoy siendo muy dura y se me va la cautela por la boca. Y que conste que el autor, aunque nervioso, fue agradable durante la charla sobre el libro. Estoy contenta de tener su firma y de leer su obra. Quizás me llaméis exagerada por esta diatriba. Y quizás tengáis razón. Aún así, tengo derecho a dar mi opinión y me gustaría que vosotros compartierais la vuestra conmigo.


¿Qué opináis de este tema? ¿Os ha pasado algo así alguna vez? ¿Cómo os hizo sentir?

Babel en pleno minuto de oscuridad.

9 comentarios:

Clara C. L. dijo...

Lamentable, sencillamente lamentable. Ya es suficiente con que se mire raro a los que adoramos la literatura, nos informamos y nos apasionamos por las historias en otros ámbitos, como para que incluso en la presentación de un libro tener conocimiento profundo de la novela, saber cómo se llaman los personajes o conocer los detalles característicos de la historia esté mal visto. ¿No vamos a eso? ¿No le tiene que hacer gracia a un autor que en vez de ser un borrego que va por ir, sin saber de qué va el libro, vaya a verle un auténtico fan su obra?
Me da mucha pena, la verdad. ¡Besos!

Ismael Martínez Biurrun dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vir dijo...

A mí la verdad es que no me ha pasado nunca nada así pero vamos, que entiendo muy bien tu enfado me parece una falta de respeto eso que le pasó a tu representante y más porque seguramente saldría un poco desencantada de una presentación a la que habría ido con muchas ganas.

Una pena.

Un beso enormee <3

Siriax2 dijo...

A mi me sentó muy mal que, tras una hora de cola, pasando frio, dejaran colar a unos blogeros enchufados que venían de un encuentro privado con el autor antes que losque habiamos estado ahi, haciendo cola.

Yo es que esto no lo entiendo... estos favoritismos no los veo. Veo que hagas reuniones pequeñas, vale, pero cuando presentas un libro porque unos tienen mas favoritismos que otros?

Pero volviendo al tema de tu amiga la verdad es que no lo veo normal. Te deja con un mal sabor de boca que vamos...

Un saludo^^

Margari dijo...

Totalmente de acuerdo, descortés totalmente. Te deja hasta con ganas de irte...
Besotes!!!

Caminante dijo...

No me he visto en ese tipo de situaciones, sobre todo porque no voy a muchas presentaciones (hoy mismo quería ir a una y me ha sido imposible). Pero leyendo lo que cuentas no me ha costado mucho sentirlo como una situación desagradable.
En cuanto al libro, me sorprende no haber oído nada de él siendo de Fantascy. Parece estar bien, aunque creo que no es una lectura para mí.
Besos!!

Jaz dijo...

Se ve muy atractiva la trama del libro, creo que podría interesarme :D
Con respecto al incidente en la presentación, no me ha pasado nunca algo así, por lo general porque soy bastante tímida y sólo me limito a mirar y a escuchar, pero sería horrible que si me animo a abrir la boca me hagan pasar un mal momento. Ánimos para esa chica, y seguro que tendrá otras mejores experiencias.
¡Saludos!

Tinuwel dijo...

Vaya... pues que corte debió llevarse tu amiga... :S
Yo he ido a pocas presentaciones (si exceptuamos Celsius, claro, pero ese es otro mundo xD) porque aquí donde vivo no viene casi nunca nadie... :/ Pero fui a dos el año pasado: Carlos Sisí y Javier Ruescas. Y ambos estuvieron fantásticos. Bueno, Javier ya sabéis que es muy cercano, simpático y tremendamente populista, sus presentaciones siempre están a rebosar y sobre todo de gente bastante joven y siempre atiende a todo el mundo con extrema delicadeza y amabilidad.
En el caso de Carlos Sisí había muy poca gente en su presentación, el autor es bastante tímido y se le nota, y aun así fue muy agradable con todos nosotros y en la firma dedicaba bastante tiempo a interactuar y charlar con los que estábamos allí. Fue muy correcto, amable y cercano.
Pero vamos, entiendo que a ti y a tu "corresponsal" os sentara como una patada esa frialdad... :(

Miss Love dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices, no es nada educado hacer eso!! Me indigna este tipo de comportamientos.

Un beso! :)