sábado, 14 de febrero de 2015

Grey es hoy de carne y hueso


¡Grey se estrena en pantallas de cine! Es un hombre de verdad, jajaja. Aunque hoy estoy en un evento romántico, no será delante del señor de las múltiples sombras. Pero ya llegará...

Tras mil años de su publicación, por fin ha llegado mi momento de resucitar el mito. Leí el primer libro y me mondé de la risa tanto como llegué a horrorizarme. Grey era un ser retorcido que con sus ridículas demandas y su ego imperial me dio unas horas de total y risueña incredulidad. Sin embargo, tenía sus momentos tórridos y misteriosos que, junto a ese final dramático, mantuvo mi antena en posición de interés. Así que la siempre generosa Lily me prestó el segundo y el tercer libro.




Cincuenta sombras más oscuras me ha conquistado plenamente. Estoy justo en el momento ideal para embarcarme en este tipo de entretenimiento literario, así que he disfrutado de este libro durante cada página de dramones, escandalosos secretos que brotan en manantial y romanticismo enloquecido.

Grey y Anastasia se han perdido mutuamente, lo que supone un golpe violento para sus corazones. De modo que descubren que el amor que sienten el uno por el otro es tan profundo que no pueden renunciar a él. Desde esta premisa, todo el libro se dedica a su reconciliación durante la cual abundan las escenas de mimos, carantoñas, declaraciones desesperadas de sentimientos y total entrega mientras docenas de secretos de Grey van saltando de la oscuridad para enojo y tortura de Anastasia.

Ha sido muy entretenido. Vaya con lo que estaba ocultando el señor Grey detrás de sus trajes carísimos. Entre revelaciones caóticas y peligros que los persiguen, la pareja se enamora más que nunca y se declara eterna lealtad. Hay muchos momentos de dulzura, pero también de dudas. Son esas dudas lo que convierten esta segunda parte en una evolución importante para ambos personajes. Me ha gustado mucho ese tira y afloja entre lo que Ana teme y lo que desea. ¿Será suficiente para él? ¿Estará ella a la altura? ¿Les dejarán en paz quienes les desean el mal?

Tras muchas tribulaciones emocionales, llega un clímax estupendo que creí que sería un cierre perfecto para la historia, y me preguntaba, ¿cómo es que hay una tercera parte tras eso? Ah, la sorpresa. ¡Lo que está por venir no se puede perder!

Ah, el tercer libro, el FIN de una era. Es un libraco de más de 600 páginas, por lo que estad preparados para escenas y diálogos que se sienten repetitivos. Sin embargo, hay mucha materia que disfrutar. Por un lado, el comienzo. Es la consumación de algo "especial" entre la pareja, pero la autora ha tenido la perspicacia de integrarlo de una forma no lineal por lo que relata este importantísimo momento para ellos de forma retrospectiva a la vez que escenifica el presente. Un buen punto.

Aunque no habría llorado sin conocer este libro, reconozco que lo he disfrutado relajadamente como distracción de las presiones del día. En él se describe cómo Ana y Christian han consolidado su relación, dedicándose a explorar sus límites emocionales y físicos. Hay lugar para la ternura, el amor y también la audacia asociada al dominante señor Grey. Crece la independencia de ella mientras él ejerce su dominación en cada aspecto de su vida. Abundan las escenas íntimas, aunque también de tensión por ese motivo.

Paralelamente, un peligro les acecha lo que exacerba las ansias controladoras de Grey. Además de la relación romántica y la lucha de Ana por liberar las cadenas de Grey, me gustó que se produjeran situaciones intensas que sometieron a los protagonistas y sus sentimientos a duras pruebas. En la parte final, hay una sorpresa que subió la adrenalina hasta los topes. Él grita, ella pone freno a sus tendencias controladoras, la relación parece que se va a ir a hacer gárgaras. Uff, una fiestaza muy entretenida, jajaja.

Además, la intriga alcanza su punto álgido junto a ese punto de inflexión en su romance, lo que añade incluso aspectos de tensión. Por último, tiene un final tontorronamente feliz, lo que te deja entre nubes. El "the end" se me echó encima porque incluye un par de escenas extras como un DVD: son las primeras Navidades de Grey y su perspectiva del momento en que se conocieron Ana y él.


Trilogía Cincuenta sombras de Grey
Web de E. L. James




En conclusión: al fin he leído esta famosísima trilogía y ya puedo descansar en paz, jajajaja.

Babel liberada.

3 comentarios:

Arila dijo...

Yo me quedé en el primero y no pienso seguir. Lo leí por curiosidad más que por otra cosa, porque no es un género que realmente me guste. Y la peli... pues quizá la vea también por curiosidad pero por internet.
Me alegro que la hayas disfrutado y que ya estés liberada xD
Un beso!

Margari dijo...

No son libros que me llamen así que no caigo en la tentación.
Besotes!!!

Inma ॐ dijo...

¡Hola!
Con estos libros tengo un enorme problema. La verdad es que, tras ver el tráiler de la película me he dicho: necesito leerlos. Pero hay críticas tan dispares que tengo mis dudas. He leído tu reseña y por lo que cuentas me animo PERO eso de que su tercera parte tengo 600 páginas y que hayan repeticiones no sé, no sé... Seguramente me anime a leer el primero y después, ya veremos qué pasa.
¡Un besote!