miércoles, 17 de octubre de 2012

Cuando un libro no se pone a dieta




¿Alguna vez habéis sentido ganas de poner un libro a dieta? No me he vuelto loca, es que algunos libros son más pesados que una maratón en agosto. Ni qué decir tiene que me gustan los libros gorditos, rollizos, bien alimentados, adictos a la gula y con muchas golosinas en su interior pero... mis muñecas se resienten, mis hombros tienen a imitar a Quasimodo y mi sangre se coagula en unas venas vueltas del revés.

La última vez que he tenido el "placer" de soportar un libro mastodóntico ha sido con la lectura de La casa del viento, de Titania Hardie. Una gran lectura en muchos sentidos. ¿Y cuánto pesa el retoño? Comprobémoslo...


977 gramos

Eso es justo lo que este meteorito literario ha pesado en mi balanza culinaria. ¿Y vosotros? ¿Tenéis algún Expediente X que comentar sobre libros pesados? ¿O quizás os apetece pesar el libro más ligero de vuestra estantería? Soy toda oídos y, como ya sabéis que me encantan las fotos, quien quiera enviarme una foto de su libro más o menos pesado, formará parte de la galería conjunta de ¿CUÁNTO PESAS?



descoyuntada.

26 comentarios:

Noe dijo...

Holas, a mi también me encantan los libros gorditos, pero uno gordo y que encima se me hizo eterno fue "El mundo de Sofia" de Jostein Gaarder. A ese si que lo habria puesto yo a dieta!!!
Un beso

Estefiap dijo...

Jajaja, muy divertida esta entrada x) Pues la verdad es que no tengo ningún libro al que poner a dieta, porque por muy gordos que sean, son de tapa blanda y no pesan mucho. Quizás los más incómodos de leer son los de Memorias de Idhún de Laura Gallego.
¡Besos! ^^

Samira dijo...

Yo ahora estoy con The Host de Stephenie Meyer, no sé cuánto pesa exactamente pero un buen rato sí que pesa xD

Sheila Navarro Robles dijo...

jajaj La verdad es que a mi me encantan los libros gorditos, y cuanto más mejor. Pero desde luego cuando los estás leyendo notas como tus brazos van perdiendo altura...
Me ha pasado con varios, pero sin duda El temor de un hombre sabio de Rothfuss Patrick es la experiencia más cercana.

Un besote Babel :)

Eilonwy dijo...

Jajaja...Yo tengo la edición coleccionista ilustrada de El Señor de los Anillos y es una tortura para las muñecas. Es libro de atril, sin lugar a dudas XDDD

Arila dijo...

Que tenga no se, pero los últimos de Ken Follet cada vez que los miro en la librería me da pereza pensar lo que pesan. Me gustaría tenerlos en la librería, pero me resultaría mucho más cómodo leerlos en el ebook. Tengo un dilema jaja!

Mel dijo...

Madre mía, que libro más gordito! Yo por eso suelo comprar ediciones de bolsillo porque no podría cargar todo el día con un libro de un kilo en el bolso!

wendy dijo...

Muy buena entrada jajajaj
Pues yo si me pongo a pesar libros pesaría El temor de un hombre sabio (no sentía los hombros >.<) xDDD
Si estoy leyendo un libro tocho, tengo que leerlo en casa y llevarme otro a la uni o sino no daría ni 2 pasos xD
Lo que mi báscula pesa lo que quiere, así que nada no puedo hacer la foto >:(

Besitos guapetonaaaaaaa

Angie Sonríe dijo...

Qué curiosa e interesante la entrada jaja.
El que más pesa de mi estantería es el de "Un mundo sin fin" de Ken Follet, no sé cuánto exactamente, pero demasiado >.<
Besitos ^-^

Cris dijo...

Con los libros gorditos y grandes tengo que poner un cojín para aguantar el peso porque sino es imposible estar más de una hora leyendo.

Miriam dijo...

No lo tengo porque era prestado, pero recuerdo que "Dime quién soy", de Julia Navarro, pesaba bastante... lo llevé una vez a la universidad para ir leyendo por el camino y no volví a hacerlo... xD. De los que tengo en mi estantería el más pesado sería Memorias de Idhún 3 (que más o menos pesa lo mismo que Choque de Reyes), y el más ligero Primera tumba a la derecha: ¡ese sí te lo puedes llevar a cualquier parte!
Un beso!

Alba Úriz dijo...

La verdad es que hay tochos que podrían utilizarse en los gimnasios como si fueran pesas, jeje. Lo peor es cuando un libro es muy gordo y le sobran páginas.

¡Besotes!

Caminante dijo...

Yo ahora estoy con La caída de los gigantes, de Ken Follet, y pesar no sé cuánto pesa, pero obeso es un rato. ;) Llama la atención que a veces ves un libro supergordo, lo coges y no pesa tanto como aparenta. Supongo que será el tipo de papel...
Besos!

Raquel ♪ dijo...

Jajaaaa que bueno. Yo el libro que he leído que más lata me dio por lo que pesaba fue Los pilares de la tierra de Follett, la edición "de lujo" que sacaron y que por cierto, me regalaron.

Un besote... muy gordo xD

Inma dijo...

Qué entrada tan buena xDD
La verdad es que...ahora así en frío, creo que The Host es uno de los libros más gordos que tengo en la estantería. Por lo menos, que ahora recuerde. Pero diooooos, el tuyo es enoooorme O_o

Un beso :)

Leira dijo...

Ahora con el e-book ya no tenemos ese problema, pero cuando quieres desplazar un libro más gordo que el libro gordo de Petete, te tienes que plantear si te merece la pena llevarlo o no. La verdad, que los libros más gordos suelen ser los que más me gustan. Me acuerdo de El enemigo de Dios, que lo llevaba a la playa y todo y tenía 700 y pico páginas. Tb los de Millenium eran unos buenos tochos, que yo llevaba en la mano para leerlos en el tren. Y bueno, mereció la pena.

Manuel.m.ad dijo...

Hola.
Tengo ahora mismo ese problema. Estoy leyendo Karvadan que es un tochón y además que se me está haciendo un poco pesado, también pesa mucho xD
Me has dado la idea y he ido a pesarlo, pesa casi 900, el tuyo me gana jajaj
Yo prefiero libros más ligeros en ambos sentidos.
Un beso.

Nina dijo...

Si vieras Babelita el que tengo yo xD Cualquier otro dia de Dennis lehanne! es un ladrillo!

besos!

Lesincele dijo...

Buff pues ahora ando con el de Ken Follet que también pesa lo suyo...a ver si no se me olvida y me animo que tengo muchísimos tochos en casa xDDD
Un beso!

Katnis dijo...

Pues sí que hay libros muy pesados...Aunque yo nunca los he pesado xD El peso es que ya no sé ni donde está, veré a ver si encuentro alguno que le gane al tuyo :P

Besos ^^

bells dijo...

Pues si que es gordo
el libro mas gordo que leí ufff ahora mismo no sabría decirte jaja
besos

nikky dijo...

Para mi el peso de los pesos pesados fue,como no, "EL temor de un hombre sabio" eso si no me importo dejarme las vertebras en su lectura:-)
Me encantado esta entrada, original unica como siempre:-)
Besazos

Nicis dijo...

Me mató que pesaras el libro jajajajajaja :)Yo diría que en mi casa el libro más pesado que tengo es un diccionario de esos de "bolsillo" jajajaja y de los que me he comprado podría se Last Sacrifice de Richelle Mead que pesa casi 600 gramos y ame cada gramito de él :)

Me encantó la entrada, besos!

MyuMyu dijo...

Yo sólo peso las cosas que pongo a la venta y hay algunos libros que da rabia porque pesan un montonazo xD. Si es que es como para dejarse el brazo.
¡Besos!

Koneko-chan dijo...

Ajajaja, qué original la nueva sección, me encanta. Si es que eres toda una cajita de sorpresas mi sirena Sherfiff.
Estaré atenta para saber cómo van los libros con sus problemas de peso, jajaja.
Un besote!!

HROCIOG dijo...

Pues si, jajajaja, yo pondría a dieta El libro de Jade, que pesa 1.165 gr, jijiji
Besitos^^