lunes, 15 de octubre de 2012

La librera y el hereje: cuando leer es un pecado




Antes del verano, la editorial Maeva anunció varias de sus novedades para el último cuatrimestre del año. En cuanto leí el título que acompañaba a la portada de LA LIBRERA Y EL HEREJE, de Brenda Vantrease, quedé subyugada. Enseguida me atraen las tramas históricas que mezclan drama y romance, por lo que no dudé en embarcarme en la lectura de esta belleza nada más ser publicada.


Corren tiempos turbulentos en Inglaterra. La ley prohíbe la venta de Biblias traducidas al inglés, pero los hermanos Kate y John Gough luchan por sus creencias desde su imprenta en Londres. Cuando John es apresado, Kate se halla en una disyuntiva. ¿Debe seguir adelante en solitario o desaparecer en el anonimato? En esa elección reside su destino, el amor y la tragedia. Mientras tanto, la pugna religiosa llega hasta las puertas de la Corte. El rey Enrique VIII se debate entre su católica esposa Catalina de Aragón y la reformista Ana Bolena, con sus ojos oscuros y su promesa de un heredero para el trono del reino.

Qué tiempos tan duros aquellos en los que la religión y la palabra impresa que la predica son armas con las que torturar, aterrorizar y someter a los seres humanos. Cuando se queman libros, arde el espíritu de la libertad. Si te enfrentaras al reto de proteger tus ideas con tu propia vida, ¿hasta dónde llegarías? Difícil cuestión, pero es justo la que los protagonistas de esta historia han de responder.

Brenda Vantrease pinta un cuadro vívido de la época Tudor. Eran tiempos convulsos en los que la lucha por el poder se entreveraba intrincadamente con la fe. Cualquiera que se desviara del dogma establecido corría el riesgo de entrar en contacto directo con la cárcel de Fleet, residencia de ladrones, delincuentes y ratas. Con mucha ironía histórica, luego se demuestra que los dogmas de fe se doblan a fuerza de que los poderosos así lo deseen.

Esta novela es una gran aventura contada con mucha naturalidad. Sin olvidar el rigor histórico, pues se nota que la autora se ha documentado en profundidad. Muestra en cada página sus conocimientos sobre las costumbres de la época y las corrientes políticas que fluían entre las personalidades clave de la Inglaterra del siglo XVI. Inserta con maestría esos datos en las vidas de personajes notorios y otros algo más oscuros, mientras viajan, se alojan en casas de campo o se trasladan a Amberes, tratan de ganarse el pan o defienden el pescuezo a duras penas de los vientos reformistas que azotan la época que les ha tocado en suerte.

Los personajes están vivos, tanto los ficticios (entre comillas, pues Kate existió aunque nada se sabe de ella) como los históricos, siendo estos últimos presentados con sus luces y sus sombras. A veces, la fama eclipsa con su foco moralista los verdaderos enredos que anidaban en el alma de algunas de estas figuras. Me ha sorprendido enormemente Thomas More (menudos secretos guardaba el tipo).

De haber servido a Dios como he servido al rey,
me habrían salido menos canas.
Cardenal Wolsey

No podía faltar la pareja estrella de los Tudor: Enrique VIII y Ana Bolena. Quizás una pareja trillada, pero continúa siendo morbosamente popular. Aquí se lucen como dos pavos reales conscientes del atractivo de su plumaje erótico-macabro. Se hallan bien arropados por el elenco de sospechosos habituales: el astuto cardenal Wolsey, sir Thomas More y su estricta moralidad, el ambicioso secretario Cromwell, la sufrida reina Catalina. En medio del conflicto que vertebra la novela, se encuentra Kate, dividida entre sus creencias y su deseo de ser feliz. En torno a todos ellos va tejiéndose una tupida tela de araña, en la que el politiqueo y los cambios que tornarían para siempre los juegos de poder en Europa, se entremezclan con las vicisitudes personales de Kate, el impresor John Firth y todos los que cruzan sus vidas con ellos.

El abanico de personajes es tan rico como un tapiz. Existen ciertos paralelismos entre Ana Bolena y Kate. Salvando las distancias, ambas son mujeres rodeadas de peligro que comparten un anhelo privado. En conjunto, todo me ha gustado y emocionado. Se suceden las vivencias de todos los personajes alternativamente por lo que nunca hay sitio para el tedio. Aunque debo admitir mi debilidad por el personaje de Endor. Es doloroso y me ha conmovido por su carga de dramatismo y por su ternura.


En cuanto a la parte más física, es un libro grueso, perfectamente editado, en el que cada capítulo está precedido por una cita de una fuente histórica como Thomas More, Virgilio o una canción de la época. En el interior de las solapas, una imagen de fuego añade atmósfera al tema.

No sólo de intrigas, persecuciones y escarceos políticos vive el lector, por lo que hay una ración de romance épico que atraviesa todas las fases que amamos y necesitamos.

Precioso párrafo en la página 299
de un sentido romántico innegable:

Deseó apretar sus labios contra los de ella, absorber el aliento de su esposa en su cuerpo, inhalar su espíritu para unirlo al suyo. Quiso poseer su alma para que no pudiera haber división alguna entre ambos.

Las últimas 200 páginas son drama en estado puro. Brenda VT es una autora magnífica y pienso coleccionar sus dos obras anteriores: El maestro iluminador y La comerciante de libros, las cuales están relacionadas entre sí. Ya sólo me falta el primero.




Me ha endemoniado
en grado






LA LIBRERA Y EL HEREJE
Brenda Vantrease
509 páginas
2012
Tapa flexible con sobrecubierta
Ficción histórica
22 pellizcos
Publicada originalmente en 2010
Título original: The Heretic's Wife



Esta novela demuestra que los ideales de los seres humanos son capaces de engendrar gran sufrimiento, pero también de cambiar vidas y romper las cadenas que las atan. Apasionante. Una lupa al interior del alma de las personas y de la época Tudor. Totalmente recomendada a los amantes de la historia, el drama y el romance épico.





con las letras chamuscadas.

17 comentarios:

Ramón Merino Collado dijo...

Preciosa reseña. Además de bien estructurada y escrita, te contagia la pasión por la obra reseñada. Tienes una sensibilidad especial para la estética. ¡Enhorabuena!

Hikari dijo...

Incitas a su lectura, pero la histórica no es lo mío, así que, ¡espero a la siguiente recomendación!
Un saludo :)

Margari dijo...

Fantástica reseña! Ya le tenía ganas a este libro, así que me dejas...
Besotes!!!

Caminante dijo...

Pues a mi no me convence; no porque no me guste la novela histórica, sino porque creo que empiezo a cansarme de ella y necesito un poco de "aire fresco", y voy a necesitarlo aún más cuando acabe con Ken Follet. jaja
Besos!

Lesincele dijo...

Me has requeteconvencido!!!qué pasada de libro, añadida a mi lista de regalos de cumple jejejejej
Un beso!

Freyja Valkyria dijo...

Vya reseña!!! perfecta!!! me ha encantado y has conseguido que me enamore del libro...y eso que ya me gustaba antes jajaja

La portada me enamoró, y me gustaba la trama, pero con tu opinión ya sí que estoy convencida del todo, ¡gracias!

Un besazo! ;)

Dany nphenix dijo...

Muy interesante, así que me lo anoto para leer.
Besos.

Inma dijo...

Menuda reseña. En cada una de tus palabras se nota lo mucho que te ha gustado. Fíjate que a mí no me gusta nada la novela histórica y después de leerla ¡casi salgo corriendo a por el libro!

Un beso :)

Alba Úriz dijo...

Estos libros de indignarse y llorar me ponen nerviosa, y más si la religión mete las narices donde no la llaman >u<.

Pablo dijo...

Me la llamado muchísimo la atención el libro, desde que lo vi por primera vez. Estoy esperando que llegue pronto a Chile, ¡tiene muy buena pinta!
Gran reseña, me gustó.

Vir dijo...

Con esta frase: "Totalmente recomendada a los amantes de la historia, el drama y el romance épico." ya me has convencido. Le había echado el ojo y ahora sé que tengo que leerlo ^^

Gracias por una reseña tan estupenda!

Un beso!

Nina dijo...

OH que ganas! me encanta la novela historica, y espero que traigan este a mi pais

bells dijo...

la verdad mucho no me llama
pero es que lo pintas tan tan bien que ya no se que esperar jaja
besos

Rocío dijo...

Enhorabuena por la reseña y por el blog ya tienes seguidora nueva. Te dejo mi dirección por si quieres visitarme, un saludo. http://misapuntesdelectura.blogspot.com.es/

Nyra dijo...

Esta lectura si que me ha entusiasmado, me encanta el entorno en que se desenvuelve la drama, los distintos elementos que toma en cuenta la autora.
Estupenda tu reseña como siempre Babel!

Koneko-chan dijo...

T_T_T_T_T_T_T_T (llorando desconsoladamente)

Yo quiero este libro, lo ansío, lo deseo, lo necesito...en cuanto pueda me lo agencio fijo, está de primero en mi lista, y leyendo las reseñas que he leído me muero por tenerlo.
Un besote hereje!!

HROCIOG dijo...

Yo no soy mucho de novela histórica, pero después de leer la Concubina de Roma de la misma editorial, me he picado un poco, además lo pintas genial. Besitos^^