lunes, 22 de octubre de 2012

La sensación de ser eternos: LA HIJA DE RA




¿Qué mente no se ve tentada por los milenarios secretos del Antiguo Egipto? Desde pequeña, mi mente infantil e inquisitiva soñaba con pisar la candente piedra de un templo en los tiempos faraónicos y la única forma en que una mente logra ese sueño es mediante los libros. Aún recuerdo con pasión una vieja lectura que hablaba de la misteriosa reina Hatshepsut, tan pionera ella. Un mito que servía muy bien de modelo a aspirar por un espíritu joven que se abre paso por el desconocido mundo de los adultos. En cuanto oí hablar de LA HIJA DE RA, de Santiago Morata, supe que Egipto acabaría por tentar mis manos y mi mente una vez más.


Desde niña, cómplice de su amado padre, hasta aciaga ya su existencia enferma, Hatshepsut surge como una fuerza de la naturaleza. Parte mito, parte mujer y parte revolución histórica que se propuso romper moldes en aras de una visión distinta de la propia individualidad. Rodeada de enemigos que planean destruirla, Hatshepsut pugna por sobresalir en un mundo de hombres, de nobles que sólo aceptan lo establecido y del clero que sólo mira por su gloria personal. Conocerá a quien puede ser el arma que la doblegue, Sen-en Mut, pero que el destino convertirá en su más fiel aliado. No antes de que sus espíritus salvajes choquen y chispas salten por una pasión que trascenderá el tiempo.

El autor relata de forma apasionada las facetas de la vida de esta mujer a la sombra de otras reinas de más renombre. Hatshepsut, quien fuera reina de Egipto tras el faraón Tutmosis I, se merece una película que la inmortalice en la mente popular tanto como Elizabeth Taylor.

La redacción de Santiago Morata es muy amena. Con un lenguaje accesible aunque cuidado, el texto se desliza suavemente por diversos paisajes: la ascensión al poder de Hatshepsut, las maquinaciones de la política real, los influjos de los dioses. El autor procura la cercanía de los personajes mientras sumerge al lector en las profundidades místicas y legendarias del Egipto faraónico. Templos, dioses, guerras y costumbres ancestrales se mueven codo con codo junto a las intrigas palaciegas y las estrategias políticas, todo a nuestro fácil alcance gracias a la nítida narración de Santiago M.

He disfrutado con la relación entre padre e hija. La constancia de Tutmosis, los consejos y su dulzura siempre prestos, hacen del faraón un hombre digno. Al menos, mientras los rigores del cargo no apremian en exceso. La protagonista indiscutible, Hatshepsut, es un maremoto de arrebatos en el que brota una corriente de innegable inteligencia. Ostenta la autoridad real con la fuerza de una cobra. Es contundente, feral, pero también tiene una faceta que incluye amor en todo su esplendor: padre, madre, amante, hijos.

Tanto sus ambiciones como sus emociones tienen consecuencia en el devenir de su tierra, aunque todo se muestra desde dentro. Vemos los cambios, los riesgos y las relaciones desde un punto de vista interno, desde la familia, desde los nexos que unen a las personas, por lo que la historia adquiere un tono realista y próximo con el que identificarse.

A pesar de la ampulosidad del Antiguo Egipto, el relato resulta actual, carente de artificios. Remetidas hábilmente en el relato, aparecen algunas historias, grabadas en la piedra que ha sobrevivido hasta nuestros días para deleite de traductores y aficionados, que narran anécdotas del pasado de un pueblo muy especial.

No puedo poner grandes pegas a este libro. A título personal, hubiera reformado algunos intercambios entre personajes. Ciertos diálogos pecan de ser casi monólogos de un personaje, pues el otro sólo tartamudea alguna palabra. Falta alguna descripción extra de los gestos y sentimientos de los participantes de la charla, ya que el efecto producido es algo brusco, sin reflexión ni capacidad de discernir las fases por las que pasa el pensamiento del personaje para argumentar lo que dice o hace a continuación. En cualquier caso, sólo ocurre en dos o tres de los abundantes diálogos.

¿Sexo en el libro? Pues sí, hay tanto amor que conmueve, tanta pasión que arde. ¿El sentido de la inmortalidad? Nos encontramos con profusión de datos sobre las creencias divinas en Egipto, su visión de la divinidad y la vida más allá de la muerte física. Si en la balanza de Osiris, pesamos en un platillo la ración de historia y misticismo, y en el otro platillo, el gran romance entre los amantes, ¿qué sucedería?. El resultado dependerá, siempre, de dónde sitúe el lector la pluma de su juicio.


En conjunto, la lectura es entretenida, pasional, ligera pero exhaustiva, y protagonizada por una mujer digna de la doble corona de Egipto. El autor se recrea en la esencia del sueño egipcio, mientras ensalza el gran amor entre los dos amantes. Es un bello poema en honor a una cultura milenaria de la que todos, lo queramos o no, estamos un poco enamorados.




LA HIJA DE RA
Santiago Morata
509 páginas
2012
Tapa flexible con solapas
Ficción histórica
20 pellizcos




Y no descarto la lectura de una de sus novelas anteriores, El constructor de pirámides. ¿Alguien la ha leído?




en busca de su templo de los millones de años.

18 comentarios:

Tinuwel dijo...

Tuve una época en la que devoraba todo lo que salía sobre Egipto antiguo... Y Hatshepsut suele ser un tema bastante frecuente, eso de ser la primera "faraona" xD
Gracias por la reseña!

Arila dijo...

Siempre me ha gustado el antiguo Egipto, creo que me gustaría. Me lo apunto. Un beso =)

Tatty dijo...

Qué buena pinta tiene, lei el anterior libro del autor y me encantó y veo que este también merece mucho la pena, a ver si puedo leerlo
besos

Laura Camaleón dijo...

Yo no he leído nada del autor pero quiero este libro *3*. Me encanta la histórica y más si es sobre Egipto así que a ver si cae. ¡Mil gracias por la reseña! Un besote.

Margari dijo...

¡Qué manera de tentarme! Con lo que me gusta la novela histórica... Y si encima va sobre Egipto... ¡Lo quiero!
Besotes!!!

shaka lectora dijo...

Adoro el Egipto faraónico tanto como tú. Me encanta todo lo que tiene que ver con él y Hatshepsut es uno de mis personajes favoritos, precisamente por esa forma de imponerse como faraón en un mundo gobernado por los hombres, pero en el que eran las mujeres quienes legitimaban el derecho al trono. Por Isis que debo hacerme con esta novela.

Un beso shakiano!!!

Rocío dijo...

Con el tiempo que hace que no leo nada de esa epoca. Pero lo tengo que dejar apuntado en mi larga lista porque tengo unos cuantos pendientes de novela historica, un beso.

MyuMyu dijo...

No conocía al autor ni la novela. Es la primera noticia que tengo y, si te soy sincera, tampoco se mucho sobre la época egipcia y eso que me parece bastante interesante.
El libro tiene buena pinta :D
¡Besos!

Inma ॐ dijo...

No pinta nada mal y la portada es una delicia *o* No sé si me animaré a leerlo porque tengo muchos acumulados pero si alguna vez me entra antojo de leer algo relacionado con Egipto, sin duda me quedo con este libro :)
¡Un besazo!

Vir dijo...

Tiene muuuy buena pinta, las novelas ambientadas en la antigüedad me encantan y si tú la pones tan genial tendré que hacerte caso :D

Un beso!

Nina dijo...

MIra que es igualito a "la dama del nilo"!!! Es un libro que vengo buscando pero no hay forma de conseguirlo!

besos

Alba Úriz dijo...

Llevo unos días viendo documentales del Egipto de los faraones, así que esta recomendación llega en el momento perfecto ;).

¡Un beso grande!

Nyra dijo...

Justo ahorita estoy leyendo una novela ambientada en egipto, específicamente en el reinado de Ramses III, he de decir que las historias de este tipo siempre me han fascinado, me encanta Egipto. Pero no he visto historias que tomen como personaje principal a la mujer, siempre los faraones se roban el show, me alegra ver un punto negro entre tanto blanco.
Besinis!

Koneko-chan dijo...

Envidia, lo quieroooooooo... juas, me has puesto los dientes largos, yo aún no he leído nada del autor pero si me dices que es amena la lectura sin sobrecargas ya es una aliciente.
Un besote faraónico!!

Oly dijo...

Me acabas de poner los dientes larguísimos! Ya sabes que ADORO el antiguo Egipto, y sobre todo a esta mujer... me parece una de las mujeres más interesantes de la historia *O*
Lo que me da un poco de miedo es que La dama del Nilo dejó el listón muy alto :/
Me lo apunto fijo :D a ver si lo puedo leer pronto
Un abrazo ;)

Trotalibros dijo...

Este libro no me atrae especialmente, creo que es por la época. He leído reseñas muy positivas pero es de estos libros que simplemente no creo que me vaya a gustar.
Una pregunta, en los Scary Awards votaste por Graham Masterton, ¿me podrías decir un libro en concreto?
Muchas gracias!
(si puede ser no me respondas en tu blog, que no me llega)
Un beso!

Trotalibros dijo...

Este libro no me atrae especialmente, creo que es por la época. He leído reseñas muy positivas pero es de estos libros que simplemente no creo que me vaya a gustar.
Una pregunta, en los Scary Awards votaste por Graham Masterton, ¿me podrías decir un libro en concreto?
Muchas gracias!
(si puede ser no me respondas en tu blog, que no me llega)
Un beso!

Zhiara dijo...

Me encantan los libros del antiguo Egipto.
No he leído nada de este autor pero no descarto darle una oportunidad ^^
Un beso