miércoles, 2 de octubre de 2013

Los Doce: un reto de impresión



Soy Babcock
soy Babel
soy uno de los diez que han leído LOS DOCE,
 de Justin Cronin.

Y esa forma tan estrafalaria de comenzar hoy se debe a que las criaturas monstruosas que protagonizan el horror de esta trilogía de novelazas
tienen sus nombres propios.


Este verano pasado, leí EL PASAJE, la primera parte, de la que os comentaba que sus 1020 páginas en bolsillo fueron un auténtico rito de iniciación. Un bautismo de fuego y sangre que me fascinó y torturó a partes iguales. Muy lenta y minuciosa en ciertas secciones, esta primera novela logra cautivar por el épico alcance de sus pretensiones. Un virus que, tras una experimentación gubernamental, acaba suelto por el mundo en forma de vampiros aterradores. Lo que llega a imprimir una huella indeleble es la capacidad del autor para crear personajes con un alma infinita y delicada. Justin Cronin es un maestro.


Ahora bien, llega la segunda parte. Los lectores, enmudecidos, nos preguntamos si aquellos escollos han sido pulidos. Si la trama volverá a ralentizarse o nos sumirá en lugares impredecibles.

Oh, Cronin, te construiría un altar si pudiera. Los Doce es un tour de force que conduce a sus protagonistas, muchos y variados, a través de una cruzada por el tiempo en la que sufrirán como si atravesaran el infierno. A quienes ya conocemos, Wolgast, Lila, Grey, Peter, Alicia, Amy... volvemos a encontrarlos en multitud de escenarios y tiempos que se alternan de tal forma que el ritmo de la novela avanza con un dramatismo veloz y contundente. No hay lugar para el aburrimiento ni para soltar el libro mientras Cronin cuenta cómo se vivieron los días de expansión del virus, mientras los vampiros mataban a diestro y siniestro y las ciudades caían sin control. Nos cuenta cómo intentaron protegerse, huir, salvar a sus seres queridos. De qué formas distintas se enfrentaba la población al fin del mundo. Entregándose a la protección de la autoridad, o afrontando los últimos días acribillando al enemigo.

Paralelamente, acompañamos en el futuro, cuando ya la forma de vida ha cambiado drásticamente, a los supervivientes en su intento por recrear la civilización a pequeña escala. Y vemos más allá, en una generación posterior, cuando nuestros héroes se topan con los cambios de Amy y con la mayor de las abominaciones que el hombre puede cometer. Un episodio que posee ecos escalofriantes en la historia humana y que es mucho peor de lo que puedan hacer los virales.

Os aseguro que el avance de esta novela es frenético. Suceden cosas increíbles, impresionantes, dolorosísimas. Ha sido emocionante pero también me he emocionado. Cuánta tristeza, cuántos sacrificios. Es una cadena de acción y pura adrenalina en la que se enlazan pérdida, sacrificio, muerte, desolación. Es todo tremendo. Haría una película extraordinaria. Se vincula perfectamente con la novela anterior y repite visitas a tiempos y personajes que ya conocimos, pero los veremos en situaciones que no habíamos leído, expandidas y entremezcladas con las novedades. El autor imprime un gran movimiento a la trama, cada escenario está inyectado de una fuerte carga de adrenalina, pero sobre el cual los personajes son presentados con una voz profundamente humana y brutalmente dramática. Sabe cómo tocar las fibras sensibles, y luego retorcerlas y machacarlas como un forzudo de feria.

A veces se asoma cierto humor negro, o tierno, con el que he sonreído. A veces, es todo tan terrible que me he conmovido. Hay escenas con Amy y Wolgast que son únicas. Y me ha dejado impresionada cierto pasaje referente a un soldado y el grito "Anta al-mas'ul". Se intuye el peligro que acecha hasta en los momentos más bucólicos, lo que contribuye a una atmósfera agorera de tragedia inminente (ese maizal...). Hay muchas líneas abiertas, y algunas de ellas convergen en un glorioso clímax lleno de fuegos artificiales, matanza sangrienta y amor a raudales. Viva Cronin, o parafraseando cierta trama del libro, Cronin vive

Las barreras físicas no eran nada comparadas con las alambradas de la mente. pág. 206
Seré la tierra que pisarán tus pies. pág. 286
Eres la brasa de vida sobre la que yo soplé, durante mil noches solitarias. pág. 549

Me bautizaré en la sangre de mis enemigos. pág. 633




LOS DOCE
JUSTIN CRONIN
Tapa flexible con solapas
788 págs.
Thriller apocalíptico
2013
Título original:
The Twelve
Relación calidad/precio:
22 pellizcos
Caro, pero vale cada céntimo


Una costumbre de los lugareños de este apocalíptico futuro consiste en que, al despedirse, se desean fuerza y cuidado con la expresión "Ojo avizor". Y yo os digo, arrebatadores míos, que la tercera y última parte está por venir. Así que, ojo avizor.



en el maizal.

12 comentarios:

Arila dijo...

Jo pues yo intenté leer el primero y lo dejé porque me estaba aburriendo... Quisiera darle una segunda oportunidad, pero de momento no me apetece, seguramente mejore por lo que cuentas del segundo que tiene un ritmo frenético jeje!
Un beso!

Bambú dijo...

He leído por encima porque actualmente estoy leyendo El pasaje y no quiero spoilearme. Es cierto que es un libro minucioso en algunas partes pero, en general, me está gustando, creo que merece la pena ;)

En cuanto a Los doce, supongo que lo leeré cuando termine El pasaje. Eres una crack superando el reto, yo no podría leer ese tochote en 10 días ;)

Saludos

laurita dijo...

Wow, me ha gustado mucho tu reseña, con tanto sentimiento...He leído buenas críticas de la primera parte que me hacen estar recelosa de la trilogía, pero en fin, supongo que trataré de leerla enseguida que se publique el tercer libro.

Aglaia Callia dijo...

Qué buena reseña, me ha encantado lo que comentas del ritmo frenético, y si bien no es de mis géneros favoritos, lo voy a tener muy presente.

Besos.

Ana Blasfuemia dijo...

Vale, vale!! me has convencido :D Aunque no he leído el primero, y tendré que seguir la cronología... Qué buena reseña ;)

Besos!

MyuMyu dijo...

Yo creo que El Pasaje me gustaría pero sólo ver el libro tan enorme, me echa para atrás. Pienso que es una buena saga, ya que veo que no deja de cosechar buenas críticas.
¡Besos!

Margari dijo...

Otra reseña que me tienta a leer estos libros! Pero es que son tan tochos...
Besotes!!!

BookCyFeR dijo...

Un libro interesante pero minucioso? La cosa es que me llama a medias... Lo dejo para más adelante.
Besos!!!

Nina dijo...

Oh yo le tengo ganas al primero :D

Pasajes románticos dijo...

Me quedo con El pasaje, este me resultó un poco pesado en el centro, la primera parte la devoré pero estuve como doscientas páginas que no conseguí meterme de nuevo en el libro.
De todas maneras este autor es maravilloso y sabe construir historias escalofriantes.

Un beso

Karou! dijo...

Ay, yo he pedido el primero pero la espera se está haciendo larga u.u
Qué ganas :D
Y que bueno que está segunda parte no decae.
Ya lo quiero u.u

Esciam dijo...

Hola!
Aunque me hubiera gustado mucho leerla, con lo bien que hablas de ella, la verdad es que mi corazón no podría con todo el dolor y desolación... No, no podría. Pero cuando rechazo un libro por eso, se puede decir que también habla bien del autor, porque quiere decir que creo que tiene toda la habilidad de hacerme sentir tanto dolor.
Saludos!