jueves, 6 de noviembre de 2014

Me paso al lado oscuro



Arrebatadores, me paso al lado oscuro. No debería ser una sorpresa para nadie, dados mis gustos notoriamente fantásticos y tortuosos, aunque hoy lo declaro en nombre de EL LADO OSCURO, de Sally Green. Si no os lo habéis leído aún, os invito a darle un buen bocado. Vale la pena.




La forma más fácil de encontrar a un monstruo es crearlo, en mi opinión. Justo lo que los torturadores de Nathan están forjando con su sistemática alienación durante su infancia. Nacido bajo la tara de ser descendiente de un brujo negro, Nathan es tratado desde la cuna como un leproso dentro de las filas mágicas de la sociedad.

Aislado prácticamente de cariño, respeto o compasión, poco a poco se moldea en un rebelde abocado a cumplir los malos augurios que se esperan de él.

Con un estilo sencillo y directo, la autora logra reflejar la situación solitaria que vive un niño marginado por sus congéneres, siempre a la sombra de una herencia de la que apenas sabe nada. En cuanto a la traducción, he hallado algunos giros extraños o términos menos naturales, por ejemplo: llena de sí misma, ponerse de puntitas, adolorido, golpiza, monitorear, geniuda, carariza, dominadas, pedir aventón… Se nota que son expresiones poco familiares en España y seguramente típicas en países latinoamericanos. Una curiosidad que sirve para aprender cosas nuevas.

En general se lee con facilidad pasmosa gracias al misterio y la rotundidad emocional que rodean a este híbrido del mal.

El comienzo es brutal. Nathan aparece en una jaula y, desde su estado mental al límite, nos explica en primera persona del presente cómo ha acabado entre rejas. Resulta intrigante cuanto relata, con simple crudeza, de su niñez analfabeta, sus movimientos restringidos como los de un delincuente peligroso por un organismo que vigila, desde una lejana autoridad, con quién puede hablar, a dónde puede dirigirse, quién tiene derecho a ser.

Hay muy pocos alicientes en su vida, aunque existe uno de doble filo: una chica llamada Annalise. Por supuesto, todo romance que se precie debe ser prohibido. A él le gana más de un sufrimiento de sangre, algo que marca su día a día mientras se convierte en un adolescente rodeado por los prejuicios y el acoso.

A medio camino entre la fantasía mágica y la metáfora social de la vida adolescente actual, esta historia resulta muy llamativa por el misterio que encarna el padre de Nathan, brujo negro de tan mala reputación como Voldemort, y porque el héroe al que no podemos sino compadecer es una víctima con todo el potencial de convertirse en un monstruo peligroso.

A lo largo del libro, se plantea una interesante reflexión sobre la dualidad humana de la que podemos ser más o menos conscientes en un momento u otro de nuestra vida: ¿cuánto peso tiene la genética en nuestro comportamiento  y cuánto tiene el libre albedrío?

Uno de los aspectos más atrayentes para mí en esta historia es el descubrimiento de las capacidades de Nathan, cómo se van materializando, lo que significan para él en su vida diaria y en su simbolismo oscuro. Por un lado, son vivificantes en su poder, el cual se le ha robado en todo ámbito de su vida manipulada, pero por otro lado le meten en unos líos tremendos. Además, el misterio familiar, lo que pasó con su madre y quién era realmente el infame Marcus, son realmente interesantes. Las fechorías homicidas del padre de Nathan, cuánto de él ha heredado, las políticas del organismo inquisidor que regula la magia blanca y negra en Inglaterra, se van desvelando en intrigantes dosis.

La dinámica de la historia es cruel. No hay compasión para ninguno de los involucrados y las condiciones de vida en la jaula son tan feroces como ilustrativas en lo referente al tratamiento inhumano de los mestizos y a lo que Nathan descubre sobre su línea paterna.

Después del periodo en la jaula, hay muchas aventuras más, plagadas de personajes singulares, de tragedia y de muerte. Es una carrera contra el destino, contra implacables perseguidores disfrazados del lado bueno, contra una fecha que marcará su bautismo de poder o su condena. Y lo más triste es que teme y ama a su padre por igual, aun cuando no sabe casi nada de él, y todas las personas que significan algo para Nathan, su familia, su chica, sus contactos, sufren o le hacen sufrir, y no parece haber nunca una liberación.

2ª muy esperada parte


EL LADO OSCURO
1 de 3
SALLY GREEN
Tapa flexible con solapas

412 págs.
Fantasía oscura
AÑO PUBLICACIÓN
2014
Título original:
Half Bad
Relación calidad/precio:
17 pellizcos, merecidos



Altamente original, El lado oscuro me ha dejado con una sensación de desasosiego y de admiración. Un comienzo brillante para la trilogía Una vida oculta. ¿Os pasáis al lado oscuro conmigo? ;o)

Babel a la espera de sus tres regalos.

7 comentarios:

Oly dijo...

Me alegro mucho de que te haya gusta :) A mí de momento no me llama demasiado, así que lo voy a dejar pasar. Quizá algún día...
Un abrazo ;)

Arila dijo...

Sí que te ha gustado, este libro provoca opiniones de lo más dispares. Yo no descarto leerlo en algún momento pero ahora mismo no me apetece, llevo tiempo en que la literatura paranormal de este estilo me apetece poco... Un beso!

Aglaia Callia dijo...

Qué bueno que te ha gustado, aunque confieso que el título de la entrada me preocupó un poco xD

Besos.

Vir dijo...

A mí me gustó un montón a pesar de que lo vi algo introductorio, pero su crudeza y lo oscuro que es me atrapó desde el principio :D

Un beso, Babel ♥

Margari dijo...

Me alegra que lo estés disfrutando, aunque esta vez no me dejo tentar.
Besotes!!!

Siriax2 dijo...

A mi me gustó mucho pero me decepcionó algunas partes, eso si, el principio es genial y la trama es sumamente original *O*

Gran Travesía OCÉANO dijo...

Para nuestros amigos de Torre de Babel, podéis pasaros al lado oscuro leyendo la primera parte de la novela de Sally Green aquí: http://issuu.com/grantravesia/docs/el_lado_oscuro_-_primera_parte

Saludos para todos.