lunes, 29 de enero de 2018

¡Nos invaden los extraterrestres!


Creo que todos hemos imaginado alguna vez cómo sería una invasión alienígena. Si la salvaje emoción de compartir el universo con otra especie estaría a la altura de nuestras expectativas sobre un encuentro intergaláctico. ¿Sobreviviríamos o acabaríamos siendo pasto de apetitos superiores?

Es la pregunta del millón, cuya versión de la respuesta formula esta autora que se atreve a reubicar el gran evento en tierras canadienses y con una aspirante a delincuente mestiza como protagonista.


CERO SE REPITE SIEMPRE,  de G. S. Prendergast, bifurca la trama en dos voces. Raven, luchadora, rebelde e inconformista. Con el corazón roto y el instinto de supervivencia de un gato que ha agotado sus siete o nueve vidas (dependiendo de la cultura de la que provengas), esta chica es el sujeto ideal para experimentar el fin del mundo bajo el fuego de una raza extraterrestre sanguinaria. Sabe pelear, sabe resistir, pero también padece las pérdidas de seres queridos con toda la vulnerabilidad necesaria para transmitir su frágil humanidad.

Gracias a la segunda voz del relato, Octavo, he estado agarrada al libro con inalterable intensidad. Él es el arma acorazada entre los miles de brutos asesinos que arrasan el planeta en nombre de esta especie invasora que sólo busca la destrucción masiva y sistemática de los habitantes de la Tierra. Es fascinante vivir a través de sus ojos. Además, el lenguaje especialmente creado para él tiene una simplicidad sorprendentemente trascendental y evoluciona a medida que Octavo cambia por su contacto con Raven. Su mente esclava y robotizada refleja la dependencia respecto a su mando en un estilo colmena, recreando la voracidad de estos seres de una forma realista.

La ambientación de la historia recorre los puntos álgidos de toda confrontación, tal como los escondites furtivos, la desesperante ruptura de la normalidad, la acuciante necesidad de suministros o de noticias del resto del mundo, y la elección entre luchar de frente o sobrevivir en las sombras.

La trama transcurre en plena acción, lo que supone conocer de cerca la incertidumbre de los personajes y las brutalidades de los soldados alienígenas. Sin embargo, la historia no se conforma con documentar este apocalipsis bélico de ciencia-ficción. Se fundamente en las sempiternas brechas que dividen a las gentes de pueblos distintos que entran en contacto. Sangre y fuego, odio y fanatismo, a cuyas llamas la autora infunde el soplo de la comprensión entre un Nahx y una humana. ¿Qué les une y cómo terminará el cruce de sus caminos? ¡Qué emocionante ha sido!

Escenas de acción trepidantes, una raza alienígena arrolladora, una relación tan imposible como sutilmente bella y agridulce. Resulta que este Nahx con alma turbulenta es un remedo de monstruo de Frankenstein, triste y ansioso de afecto. Da mucha pena. Las emociones que saltan entre él y la humana invencible son desgarradoras y violentas, tiernas y trágicas. Son dos guerreros sin rumbo que se acaban amando contra todo pronóstico. Tal y como se ha desarrollado ese aspecto de la novela, me ha parecido maravilloso y doloroso al mismo tiempo.

Tiene uno de los finales más devastadores y estimulantes que he leído, y me muero de ganas por leer el segundo y último libro. Prácticamente, ha saltado al número 1 de mi lista de prioridades lectoras. Impresionante.

Citas favoritas:
Me trago el desdén, tanto como puedo, y lo dejo hundirse en la empalagosa piscina de la obediencia dentro de mí.

Alimento para cien dividido entre once es igual a ocho o nueve semanas de suministros. Matemáticas simples, el fin del mundo no cambia eso.

Todo es tan gracioso que podría llorar.

Necesito salir de este morboso estado de ánimo. Obsesionarme con la causa de mi muerte va a drenar toda la diversión de morir.

¿Qué piensan de nosotros, los habitantes de este planeta que han vencido de manera tan violenta?

Cierro los ojos como una chica tonta con el corazón roto y los abro como una soldado que nunca se rendirá.

No hay olor más triste en este mundo que las lágrimas humanas.

Cosas de mi vida pasada antes de que ésta se descarrilara.

Es como un hechizo de un antiguo cuento de hadas que despierta a un monstruo.

Es una débil esperanza, pero todas las esperanzas son así estos días.

Te has ido, como el mundo que nunca aprecié en realidad.

El esfuerzo de ser la única criatura en este planeta que incluso se preocupa ligeramente de si estoy vivo o muerto me ha agotado.

Es como si con mi cuerpo débil y herido, mis palabras fueran la única salida que tengo.

¿Qué quiero más? ¿Perdón? ¿O muerte?

Siento que sigo quitándoles sus máscaras, pero nunca alcanzo a ver la persona real.

Quiero que la raza humana sobreviva. Quiero que tengamos la oportunidad de redimirnos.



DATOS DE
CERO SE REPITE SIEMPRE
(Las invasiones Nahx, 1 de 2)
Autora: G. S. PRENDERGAST
Edición: Febrero, 2018
Tapa flexible con solapas
Zero Repeat Forever,
2017, 450 págs.
Ciencia-ficción, romance
18 pellizcos (€)




Por cierto, vaya edición más hermosa. Tanto las dos cubiertas como el lomo y las guardas interiores están bellamente ilustradas. Todo un lujo.

Os deseo una feliz y saludable semana :o)

Babel resiste.

5 comentarios:

Camino F. dijo...

¡Hola!
Lo primero, decir que la portada es preciosa, realmente bonita.
Y la historia parece chula según relata la sinopsis, la verdad. Se nota que te ha gustado por cómo está escrita la reseña.
No puedo menos que apuntármelo :D
¡Un beso y gracias por la recomendación!

GABY dijo...

No conocia este libro pero la historia suena genial y la edicion es mas que hermosa.

Gracias por recomendar :)

Tamara López dijo...

Lo descubrí ayer, ¡menuda pintaza tiene!

Margari dijo...

Pues no pinta nada mal. Y la edición es una preciosidad. No me importaría leerlo si se cruza en mi camino.
Besotes!!!

Paseando entre páginas dijo...

Vaya, vaya, sí que te ha marcado...Tiene muy buena pinta, sin duda, pero me pasaré a leer más opiniones^^