lunes, 11 de junio de 2018

Fantasía oscura: Blackwing


Saludos, mis arrebatadores :o) La fantasía oscura ejerce un poder de atracción fatal sobre mí. Soy sensible, en cambio me encanta que un autor hurgue en las miserias humanas a la par que me asombra con su imaginación para crear lugares quiméricos. Lo cual me lleva a BLACKWING, del debutante pero muy diestro Ed McDonald


Su estilo cínico, ritmo acuciante y atmósfera de perdición recrean un mundo de magia destructiva y tecnología mixta en el que conviven monstruos sedientos de sangre, arcabuces con lenta carga de pólvora y hechiceros que usan la luz como fuente de su poder.

Esta aventura, para mi sorpresa la primera de una trilogía por supuesto, introduce al personaje de Ryhalt Galharrow, un remedo de Capitán Alatriste que a semejanza de él se ha ido desgastando moralmente mientras su cuerpo se plagaba de cicatrices al servicio de poderes superiores tan virulentos como implacables. En el capítulo uno, surge el paisaje protagonista de La Miseria, un elemento palpable de este mundo acorralado por bestias y criaturas mágicas, cuya única protección consiste en una tierra baldía escoltada por una antigua máquina mortífera que ha conocido tiempos de gloria y ahora languidece junto a la mala memoria de los supervivientes.  

Una banda de mercenarios codiciosos liderada por este capitán de dudosas motivaciones se embarca en una misión a través de este territorio maldito para acabar de bruces con asesinos sobrenaturales y en el epicentro de un apocalipsis anunciado.  

Me ha parecido que el texto tiene una riqueza a la altura de la imaginación del autor. Incluso las descripciones de lugares y personas destellan con la personalidad del protagonista, a quien la amargura de la edad que ha presenciado demasiados pesares no ha mermado su gran capacidad de ejecución y mando. Su lealtad al trabajo y a la defensa de esta ciudad fronteriza, corrupta y agonizante, siguen incólumes, lo que le honra a pesar de sus borracheras y su pesimismo. El título del libro proviene del oficio que desempeña, aunque sus asuntos corren más profundos de lo que parece y los mensajes de su señor se manifiestan de una forma realmente fascinante. Es un detalle de los muchos que embellecen (de forma gótica y gore) la fantasía construida por el autor en torno a la magia, la ciudad y el terreno que separa a la población humana del regreso de los enemigos y su guerra infernal.

Pronto el capitán se hunde en una conspiración descomunal que que pone a prueba su dedicación al cuerpo de los Blackwing y a Pata de Cuervo, su señor, cuando se topa con una mujer de su pasado y a una sospecha aterradora: ¿y si la máquina que les defiende de los Reyes de la Profundidad ya no funcionara? 

Una trama de terror con dientes y uñas, fantasía medieval muy mecanizada, magia que drena a sus practicantes, amor no correspondido y una guerra que amenaza en el horizonte mientras la corrupción y el secretismo campa a sus anchas entre nobles y ejército. En mi opinión, el autor escribe con cierta dureza impúdica y un sentido del humor sardónico. Me ha enganchado completamente con su personaje a lo capitán Alatriste, su vida de veterano muy castigado por la melancolía pero terriblemente valiente, duro y violento.

Entre las vísceras y los derroches de magia, el complot aprieta las cuerdas en torno al gaznate del capitán. Al pobre no le sobra agallas ni malos recuerdos, pro se le acaban las salidas. Me daba angustia porque hay mucha tragedia en Valengrado, a lo que hay que sumarle el malhadado y muy Shakesperiano amor de antaño entre Ryhalt y Ezabeth. Por otro lado, las mujeres también ejercen papeles de poder y valentía que rivalizan con los personajes masculinos.

Esta novela de fantasía bélica, mordaz y violenta, crece exponencialmente hasta estallar en un clímax épico, donde la batalla se libra entre hombres y dioses, con espadas, balas de arcabuz, engaños, sacrificios colosales, ciudades reventadas, batallas de hechicería y muchas, muchas muertes injustas. 

Magnífica lectura. Y 100% recomendada si sientes un mínimo de interés por la fantasía inteligente.

Citas favoritas:
Los mercenarios tenían valor, sí, pero también más supersticiones que un cura en una festividad.

El problema es que cuanto más arriba naces, con menos sentido común llegas a este mundo.

Que la manada de lobos tema tu honda no es razón para que dejes de llevar piedras.

Uno siempre se las podía arreglar si estaba dispuesto a rebajarse lo suficiente.

La primera vez que pierdes un amigo tienes la sensación de que no volverás a ser el mismo. Cuando has perdido bastantes, te das cuenta de que no eres el mismo, pero has olvidado cómo volver a ser lo que quiera que fueses antes.

No parece justo contratar presos cuando hay hombres liberes que quieren matar honradamente.

¿Cómo, en nombre de los espíritus de la misericordia, se dormía uno estando sobrio?

Cuando uno se da cuenta de que la montaña que estaba subiendo no es más que un montón de basura, la caída no parece tanta. 

La esperanza. Quema de tal modo que no hay brandy que la iguale.



DATOS DE BLACKWING
Autor: Ed McDonald
Trilogía La marca del cuervo
Edición: Abril, 2018
Tapa flexible con solapas
2017, 395 págs.
Fantasía oscura, épica
18 pellizcos (€)



Durante la lectura, me topé con un par de cosas que me volvieron un poco loca. Primero, a uno de los personajes se le menciona como príncipe pero es una mujer. Eso me estuvo confundiendo un buen rato. Además, la traducción repite constantemente la palabra "amusgar" para señalar que los personajes estrechaban los ojos al mirar a alguien con sospecha. Aparte de lo horrible que es esa palabra, jajaja, me hubiera gustado algún sinónimo que otro de vez en cuando. ¿Tenéis esas manías cuando leéis que os persiguen sin descanso? ;o)

Babel está obsesionada con los cuervos.

3 comentarios:

Margari dijo...

PUes tiene muy buena pinta. Que te recuerde a Alatriste me gusta. Pero es que me da tanta pereza empezar otra trilogía...
Besotes!!!

MyuMyu dijo...

¡Hola guapa!
La verdad es que me llama bastante, no me importaría leerlo. Hubiera preferido que fuera libro único pero bueno :D
¡Besos!

Pinkiland dijo...

Hola guapa!! Pues los tengo pendientes, a ver que tal, puesto que últimamente me llevo algunos chascos!
Besotesss.