martes, 3 de julio de 2018

Me derrito en un Ardiente deseo


Saludos, mis arrebatadores :o) ¿Agobiados por el calor? Pues yo también, jajaja, sobre todo porque me gusta combatirlo con más calor, ardor, y pasiones calenturientas de todo tipo. ¿Cómo lo hago? Leyendo romances pelibrosos (libros peligrosos, vaya, jajaja) como ARDIENTE DESEO, de J. Kenner.


Me encanta mezclar el suspense con el romance erótico. La combinación es pura adicción. Julie Kenner escribe con un estilo resuelto y vívido que enseguida despierta reacciones efervescentes. Estaba ansiosa por leer la segunda parte de la trilogía Pecado. El primer libro (todas las bombas de mi opinión aquí) me atrajo por la promesa de un amor prohibido al rozar la idea del incesto, aunque fuera entre hermanos adoptivos, no consanguíneos. Todo tiene un límite :-D

Lo que más me sedujo fue el tema del secuestro que comparten el millonario don Juan alias Batman y la escritora/investigadora de secuestros, el cual ha corrompido sus vidas durante casi veinte años. A mí me entretiene mucho el romance, aunque me fascina cuando viene aderezado por una dosis explosiva de drama, tortura, rabia y ansias de retribución contra los culpables.

La narración está marcada a fuego por las emociones apremiantes y el frenesí del deseo. Después de todo, Jane y Dallas han caído en la tentación y sus cuerpos necesitados se enzarzan en auténticas batallas de lujuria y jadeantes demostraciones de posesividad. <3<3

Abundan las escenas lúbricas que ponen el motor al máximo de su potencia. No sólo se describe la pasión de forma gráfica y excitante, también se entrelazan con los estados psicológicos de esta pareja de adultos tan presionados por el tabú, el trauma y la familia.

La novela se centra en venganzas, investigaciones sobre secuestradores implacables y la vulnerabilidad de una relación vapuleada por los recuerdos traumáticos y la imposibilidad de ser libres. Me ha gustado mucho que los protagonistas se hablen y se declaren su amor incondicional abiertamente. Dallas está luchando contra sus demonios y Jane le insta a que los libere sobre ella. Eso se traduce en sexo virulento y también en una sinceridad descarnada que hace arder cada página. Os aseguro que vuelan ante los ojos y en un periquete estamos cayendo en picado a hombros de la investigación que operan varios frentes abiertos, oficiales y clandestinos, en pos de pistas fiables de los terribles psicópatas que actuaron en el pasado contra la familia Sykes.

Sigue molestándome lo mujeriego que este hombre ha podido llegar a ser, entre sus escarceos públicos y sus sesiones punitivas en la intimidad, si bien es cierto que le da mucho morbo al personaje y corrobora hasta qué punto se ha retorcido su psique por culpa del pasado.

Esta novela es una continuación que sube las apuestas a cotas tan altas que quitan el aliento. Dallas y Jane comparten sexo salvaje y ahondan en la oscuridad de sus traumas, mientras que las pesquisas sobre los secuestradores revelan verdades atroces. Los sobresaltos emocionales no cesan nunca y el final es de esa clase que te deja maldiciendo a voces no tener el tercer libro a mano

Citas favoritas:
Los secretos me asustan, porque las cosas ocultas en la oscuridad tienen poder.

Haré lo que me pida cuando me lo pida, porque no deseo que este sentimiento termine.

Me aferro a él, deleitándome con su certeza. Con su fuerza.

Quiero hasta el último pedazo de ti. Incluso las partes siniestras.

El problema de la lucha es que siempre cabe la posibilidad de perder.

Él sabía mejor que nadie que algunas historias de terror eran reales. Y que había monstruos con apariencia de hombre.



DATOS DE ARDIENTE DESEO
Trilogía: Pecado, II
Autora: J. Kenner
Edición: Junio, 2018
Tapa flexible con solapas
Hottest Mess,
2016, 313 págs.
Romance hot, suspense
16,90 pellizcos (€)
Trilogía Pecado:
1 Secreto inconfesable
2 Ardiente deseo
3 Delicioso tabú


He destapado un Secreto inconfesable, me he retorcido en un Ardiente deseo. ¡Ahora, quiero mi Delicioso tabú! ;o)

¿Qué estáis leyendo esta primera semana de julio? ¿Comedia, terror, histórica...?

Babel es adicta al tabú.

1 comentario:

Margari dijo...

Esta vez no me atrae, que no es lo que suelo leer. Julio lo he empezado con asesinatos... Estoy entre Alias Grace, que llevaba tiempo queriendo leerla para ver la serie y Morir no es lo que más duele, que llevaba tiempo esperando en la estantería.
Besotes!!!