lunes, 21 de marzo de 2016

Arte, misterio y amor imposible en Florencia


¡Mis arrebatadores, feliz lunes! ¿Quién está de vacaciones, eh? ;o)

He disfrutado salvajemente de esta novela. Lo sé, soy una exagerada, jajaja, pero es que me lo paso tan bien cuando una lectura me envuelve y va mejorando con cada capítulo que me dan ganas de saltar. Y no podéis verme, así que os lo digo ;-D



Al principio, LA ALONDRA me pareció un título menos atractivo que Raven, que es el título original y el nombre de la protagonista. Sin embargo, ahora que he leído la novela, entiendo su significado y estoy contenta con esa imagen en mi cabeza.

En su día, leí EL PRÍNCIPE, (opinión aquí), la precuela que abre las puertas a esta trilogía de Sylvain Reynard, compuesta por otras dos novelas, una titulada THE SHADOW, y una más que el autor está escribiendo actualmente, según comunicó a sus fans en Facebook. Y estoy entusiasmada porque ha hecho renacer en mí el placer de leer romances paranormales. Aunque se trata de una historia de múltiples facetas.

Podría definirse como una novela de intriga y romance paranormal, elegante y sibarita, que hace hincapié en los monstruos que rigen el destino de la ciudad de Florencia y, por otro lado, en la frágil naturaleza del sentimiento humano.

He disfrutado de la evolución de la trama porque incluye una investigación policial en torno al robo de una colección de ilustraciones pintadas por Boticelli. La propia protagonista, tras sufrir una agresión brutal, es víctima de las sospechas del inspector, aunque ella exhibe una inteligencia y un valor admirables a la hora de afrontar los retos de su vida. Su pasado está lleno de miserias, arrastra una discapacidad, pero se ha convertido en restauradora de arte y trabaja en la galería de los Uffizi.

¡Magnífico personaje! Y a la altura del príncipe de las tinieblas que, sorprendentemente rubio, conquista las páginas del libro con sus maquinaciones de poder, con su alma rota dividida entre la oscuridad de su esencia vampírica y sus recuerdos de una era remota en la que padeció las repercusiones de sus pecados. 

He quedado prendada de los diálogos que traban estos dos personajes. Al principio, me frustraba el hecho de que se sucedían capítulos en los que ambos bregaban con sus problemas lejos, sin contacto entre ellos. Estaba deseando que por fin se unieran, para conocerse, para desvelar los secretos mafioso-homicidas de este vampiro al estilo de un señor renacentista y contemplar cómo reaccionaba Raven ante sus revelaciones sobrenaturales.

Y, por fin, sucede. Y es de lo más interesante. Ella no se vuelve loca, todo lo contrario. Reacciona con temores pero erige la astucia como defensa y antepone barreras, por lo que cualquier acercamiento emocional del vampiro supone una victoria bien ganada. Además, su talante protector y honorable despiertan en él admiración. Es una de las muchas cosas que me han gustado de esta relación, aparte de que ella no es esbelta y tiene una minusvalía, lo que influye en cada interacción.

 Oh, arrebatadores míos, cuánto arte maravilloso abunda en esta novela. Arte de los grandes artistas italianos, la bella ciudad de Florencia, menciones a figuras del pasado, todo ello ornamenta la trama de juegos de poderes entre los vampiros reinantes, los peligros que acechan la ciudad, la creciente pasión entre una mujer superviviente y un vampiro que la admira, y esa sensación de amor condenado al fracaso que, a pesar de todo, lucha por trascender.

Tratándose de este autor (conocido por su trilogía de Gabriel, cuyos protagonistas aparecen de forma significativa en esta obra), existen varias escenas muy sensuales, aunque trata los sentimientos de forma sublime. La parte final rebosa dramatismo, acción, valentía y búsqueda del amor donde menos se espera y más se necesita.

Citas favoritas:

Conocía perfectamente el cruel destino que sufría la esperanza cuando se dirigía hacia las personas equivocadas.

A veces las musas hablaban en idiomas desconocidos.

Eres mi mayor virtud y mi vicio más profundo.

Las grandes obras de arte tenían la capacidad de calmar el alma.

-¿No te hartas de tanta muerte?
-Me harta que el mal triunfe sobre el bien.


LA ALONDRA
SYLVAIN REYNARD
libro 2 de 4
Tapa flexible sin solapas
440 págs.
Romance paranormal
2016
Título original:
The Raven
Relación calidad/precio:
18 pellizcos / Aceptable




Me ha dado mucha pena finalizar la lectura, pero al menos consuela saber que dos novelas más agraciarán nuestro futuro lector ;o) ¿Qué estáis leyendo estos días, arrebatadores?

Babel es musa del arte renacentista.

4 comentarios:

Bemelë 32 dijo...

Finalizar algo sabiendo que hay más y que no ha llegado a su fin es una de las mejores sensaciones de la vida. ^-^


¡SE MUUY FEEEEEEEEELIZZZZZZZZ! :):)

Aglaia Callia dijo...

Tentada me dejas ;) Hace mucho que no leo nada de romances paranormales y este tiene una pinta tremenda, pero debería ir por el primero, a ver si me doy prisa.

Besos.

Sandy! dijo...

Pues esta saga nunca me llamó demasiado la atención, la verdad es que siempre me dejaba indiferente cuando la veía por la red. Pero me has picado la curiosidad jajaja

Un besito ♥

Abracalibro dijo...

¡Hola!
De momento no creo que lo lea, pero quizás más adelante sí le de una oportunidad.
Una reseña estupenda.
¡Nos leemos! :-)