miércoles, 3 de mayo de 2017

¿Puede un robot tener alma?


No me puedo resistir, ni quiero, a una aventura en el espacio con un robot que es capaz de sentir. ¡Es demasiado tentador! :-D


CONTRA LAS ESTRELLAS

Esta reciente obra de Claudia Gray, publicada al unísono en español e inglés, es perfecta para fans de Illuminae y películas como Star Wars y Passengers.

Me he zambullido a lo kamikaze en esta novela de ciencia-ficción con altas dosis de aventura y una relación imposible entre sus fabulosos protagonistas. Tiene las gotas suficientes de pareja potencial para estimular nuestra vena romántica, aunque aviso que el verdadero poder de la trama recae en su sentido de la heroicidad.

Batallas galácticas, planetas subversivos, humanos contra máquinas a lo Terminator y toda la aventura que sólo el universo es capaz de engendrar.

Desde el principio, estaba fascinada por los dos personajes. Son enemigos irreconciliables hasta que un accidente y una misión suicida cruzan sus destinos, cambiándoles para siempre. Ella es una soldado destinada a morir en aras de su colonia. Paradójicamente, aquí su adversario tiránico es... ¡la Tierra! De la que provienen los singulares mecas, criaturas cibernéticas programadas para una labor por cada uno de los 25 modelos existentes, entre los cuales se cuentan las máquinas de matar que acosan a Génesis y su población con hordas de naves asesinas. El meca que creará una alianza forzosa con Noemí es I.A. como nunca se ha visto en el universo.

Los hombres de las naves son estupendos. Me ha encantado la forma en que la autora se las ha ingeniado para atar los destinos de Noemí y Abel a medida que se cruzan con los sucesos en las colonias de la Tierra, lo cuales influyen en la evolución de los personajes y complican la trama maravillosamente.

El texto posee un estilo conciso, preciso y ágil por lo que toda la terminología técnica y científica resulta clara y estimulante. Aparte, está escrito en presente por lo que da la sensación de que todo está ocurriendo en ese instante, a ti. Los capítulos alternan la perspectiva de la soldado y el meca, profundizando en sus pensamientos además de en sus actos. Me ha conquistado esa dualidad. Estaba enganchadísima a sus interacciones, a la necesidad imperiosa de Noemí por cumplir un acto de supervivencia tras otro sin olvidar la compasión por los demás, mientras poco a poco comprende la extraordinaria experiencia que supone una Inteligencia Artificial como la que posee Abel.

Asimismo, él desarrolla una conciencia que trata de analizar y comprender respecto a las reacciones humanas. Los motivos y circunstancias en las que eso es posible me han parecido muy interesantes. Viven juntos un sinfín de persecuciones, planes y escapatorias en medio del caos político y social. En paralelo, se conocen en profundidad, intercambiando sarcasmos al principio, empatía después. Y luego algo más...

En mi opinión, la autora ha creado una magnífica historia porque conjuga aventura espacial trepidante y el significado de la humanidad, el libre albedrío, la lealtad y la compasión, cuál es el valor de la vida, qué significa el sacrificio y las razones por las que se acomete.

Tras mil gestas épicas y una resolución tan romántica como bizarra (valiente, por favor), la historia nos deja con satisfacción, sí, aunque también promete continuar para solucionar el conflicto mayor de fondo. Por supuesto, ahí estaré yo para leerlo. En primera fila.

Citas favoritas:
Ha aprendido a luchar. Ahora le toca aprender a morir.

Ella también tiene sentimientos. A veces le gustaría volverse del revés para que la gente viera lo bueno antes que lo malo.

La esperanza conlleva dolor.

Lo contrario de la fe no es la duda. Lo contrario de la fe es la certeza. 

El conflicto es el precio que hay que pagar por tener conciencia.

  

CONTRA LAS ESTRELLAS
CLAUDIA GRAY
Tapa flexible con solapas
408 págs.
Ciencia-ficción
2017
Título original: DEFY THE STARS
Relación calidad/precio:
19 pellizcos / vale la pena


Se nota que la autora ha escrito un par de libros en la franquicia de Star Wars, se le debió despertar el gusanillo y ha tenido que escribir su propia creación :o) Curiosamente, no he leído sus libros anteriores y parece que su prosa ha mejorado bastante según reseñas que he leído de sus seguidores. Todavía tengo ganas de probar la trilogía que empieza con Mil lugares donde encontrarte.

¿Os gustan sus libros? 

Babel a bordo de un (halcón) Fénix milenario junto a un guapo meca.

5 comentarios:

Nedyah dijo...

¡Hola!

Vaya, me has dejado totalmente intrigada sólo con la idea de que uno de los personajes sea un robot (IA) capaz de sentir emociones y ¿enamorarse?, y más cuando ambos protagonistas son enemigos y se ven obligados a unir fuerzas para sobrevivir. La verdad es que hasta ahora todo lo que he leído de Claudia Gray me ha gustado mucho y esta novela sin duda goza de originalidad y, lo que más me gusta, su toque de ciencia ficción (con ese puntillo de Star Wars que se le ha quedado jeje). Así que espero poder conseguirlo pronto y ver si me fascina tanto con a ti.

¡Besotes!

Margari dijo...

¡Cómo se nota que lo has disfrutado!!
Besotes!!!

Aglaia Callia dijo...

Hola,

Pues interesante sí que se ve, qué curioso; no lo conocía, pero me encantaría saber cómo desarrollan una premisa tan buena. Tomo nota ;)

Besotes.

Alicia dijo...

Ya van dos reseñas buenas en esta mañana, me lo apunto sin duda!
Besos!

Saru dijo...

AY, pero qué bien suena! Si te soy sincera ni me había mirado de qué iba, no sé por qué, por la portada me pensaba que era romance juvenil contemporáneo... pero ya con el título que has puesto y esta estupenda reseña, como para decirle que no :P

Besotes :****